Sana y salva regresó al mar una tortuga cabezona (Caretta caretta) que, tras quedar atrapada en redes, fue rescatada por pescadores artesanales en aguas de la bahía Samborombón, a la altura de San Clemente, una ciudad balnearia y turística argentina del partido de La Costa en la provincia de Buenos Aires.

LEA TAMBIÉNProfepa liberó 534 tortugas en seis estados en octubre

Los lugareños Claudio Silva y Richard Marin pescaban embarcados 'cuando detectaron que el reptil quedó atrapado en sus redes. Enseguida dieron aviso a la Fundación Mundo Marino del hallazgo del animal y lo trasladaron hasta el Centro de Rescate, donde el animal fue puesto a todos los cuidados necesarios', de acuerdo con medios locales.

Ubicada en San Clemente del Tuyu, Buenos Aires, Fundación Mundo Marino se creó en 1987 y, desde entonces, atiende aves y mamíferos marinos enfermos, empetrolados o varados. Los animales rehabilitados son devueltos a su hábitat.

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER DE BIG FISH

A su llegada, los rescatistas observaron que la tortuga tenía una gran cantidad de algas y organismos marinos invertebrados en su caparazón, lo que, en opinión de los especialistas, 'es consecuencia de que se encontraba en un estado de letargo compatiible con la brumación, un mecanismo habitual en estos reptiles por el que, en vez de migrar hacia zonas más cálidas, hibernan en aguas frías y disminuyen su metabolismo para ahorrar energías'.

Considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como vulnerable, la tortuga cabezona proviene -según especialistas- del nordeste de Brasil y, al igual que el resto de las especies de tortugas marinas, las hembras vuelven a desovar a la misma playa de anidación en la cual nacieron.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse