Motivado y hasta envalentonado para enfrentar con frenesí las etapas próximas, Andrey Antonio Álvarez Godínez se encuentra apenas cinco puntos abajo del líder Luis Gabriel Ramírez García en el Campeonato Nacional de Pesca de Costa Rica.

El integrante de Robaleros del Pacífico suma 365 puntos, cinco menos que Ramírez García, su compañero de equipo, luego de cinco etapas disputadas y cuando entre el 20 y 21 de julio tendrá lugar el sexto torneo en el Pacífico Sur.

Tras la huella del sublíder

La semana pasada, Álvarez Godínez volvió a ganar una etapa del campeonato, esta vez la quinta correspondiente al 547 de Sámara, Guanacaste, y lo hizo con todos los honores al implantar nuevo récord del Pacífico del Club Nacional de Pesca con un impresionante robalo de 14.02 kilos.

Originario de Palmares, provincia de Alajuela, el concursante vive con su madre y se costea solo los gastos de traslados, alimentación, equipos de pesca e implementos en un esfuerzo que no duda en describir: '¡Todo a puro corazón!'

La temporada de 2018 fui a un par de fechas y, por cuestiones económicas, deserté. Vivo con mi mamá, veo por ella y algunas veces no alcanza la cobija para tapar tanto

Es el segundo torneo que el pescador especialista en robalo ha dominado en el actual campeonato después de hacerlo en la primera fase que se realizó el 12 y 13 de enero en el Pacífico Central.

'Voy a cinco puntos abajo del primer lugar, mi compañero de equipo, Luis Gabriel Ramirez García. Estoy de segundo en este momento, en Sámara él tenía 295 y yo 265', recuerda. 'Yo hice 100 puntos con el gane allá (Sámara) y él hizo 75. Quedamos Gabriel 370 y yo 365 puntos'.

Líder y sublíder: Luis Gabriel Ramirez García (derecha) y Andrey Antonio.

Es, además, el segundo récord nacional que ostenta actualmente tras la captura de un bagre que pesó 3.02 kilos y atrapó con señuelo y 12 libras monofilamento, como acostumbran pescar competitivamente en el país centroamericano.

Recuerda que en 1998 pudo obtener su primera caña de pesca con un carrere de spinning después de ahorrar 'muchísimo (dinero) y no de la mejor calidad'.

Desde mucho antes de primaria, mi mamá me castigaba mucho porque me iba sin permiso para los ríos y quebradas a pescar mojarras y barbudos con lombrices como carnada

Y añade: 'Yo vivo en Palmares, de la provincia de Alajuela, nos quedan lejos los ríos con grandes peces y el mar también. Es muy complicado donde yo vivo y ser un pescador deportivo, tiene que traerlo en la sangre uno eso, impregnado!'

Aún conserva una tablita que, según narra, fue testigo de regañadas emociones, aventuras tormentas eléctricas. 'Desde mi infancia la conservo. Con ella me ayudé a ir conquistando mis sueños en los primeros pasos como pescador. Aún la conservo aquí en mi cuarto con mucho valor sentimental'.

Con Ronny Villalobos (izquierda).

Y confiesa que 'a muchos se las muestro y se ríen', pero sin saber ni imaginarse la cantidad de peces capturados con ella.

La usaba con un anzuelito, plomada corrediza y lomrbiz' La resortera, el perro y la tablita. Mi infancia. Crecí sin juguetes, pero esos eran mis juguetes

Una de sus metas es crecer como persona en este deporte 'tan lindo y aplicar lo aprendido y compartir con tips de pesca a personas que aún se inician'.

Y remacha: 'Y quién tenga la humildad de querer luchar con esos robalos que es lo que me apasiona. Ante todo con mucha humildad y transparencia , toooodas las veces que vamos de pesca son sumamente diferentes'.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse