Bajo la consideración de que las cañas de pescar adquiridas en tiendas pueden llegar a ser muy caras, su sitio bigfish.mx les dice la manera rápida, fácil y efectiva para la confección de una en particular ¡a base de bambú!

Y este método -exclusivo para el pescador casual- puede ser más económico y eficaz, sobre todo si uno mismo lo puede realizar

1) Encuentre un trozo adecuado de caña de bambú: 

Debe de ser un trozo que mida entre 2.5 y 3 metros (8 y 10 ft) y tenga un diámetro de 2,5 a 5 cm (1 a 2 in) y córtelo en la base.

Cuando se trata de cañas de pescar de bambú, una más grande no es necesariamente mejor. Las cañas más grandes pueden ser difíciles de manejar y sostener e incómodas para ser transportadas.

Lo mejor es cortar tres o cuatro trozos de bambú cada vez y en caso de que el primer trozo se rompa después de que lo haya secado y tenga que empezar el proceso de nuevo.

Paso uno.

2) Recorte y alise la caña:

Use un cuchillo pequeño y afilado para recortar cualquier hoja o protuberancia, y talle tan cerca del cuerpo de la caña como sea posible.

Busque una junta en el extremo más grueso de la caña y sierra a través de ella. Esto asegurará que el mango de tu caña de pescar tenga un extremo cerrado.

También debe de tomar un pedazo de papel de lija y úsale para alisar todo lo que pueda el cuerpo de la caña de pescar.

Paso dos.

3) Deje que la caña se seque:

El siguiente paso es secar la caña. Ate un trozo de cuerda alrededor del extremo angosto de la caña y déjela suspendida del techo. Esto asegurará que la caña se seque de forma pareja y lo más ordenadamente posible.

Seque, ademas, la caña en un lugar seco y tibio, pero que no esté expuesto directamente a la luz del sol. Esta secará la caña demasiado rápido, ocasionando que se vuelva quebradiza.

Será en función de los niveles de humedad y temperatura como la caña demorará un par de semanas o varios meses en secarse completamente. Sabrá cuándo está lista cuando tome un color bronceado.

Cuando la caña esté seca, sosténla y hazla oscilar en el aire un par de veces, como prueba para asegurarte de que no se romperá o doblará. Si lo hace, intente con otro trozo de caña.

Necesita que su caña de pescar esté lo más recta posible, así que si se seca haciendo una ligera curva, la puede enderezar al ponerle pesos, como ladrillos.

Paso tres.

4) Agregue el sedal de pesca:

Escoja un sedal que resista 10 kilos (20 libras) y ate un extremo unos cinco centímetros (dos pulgadas) por encima del “mango” de la caña de pescar.

Lleve el sedal a través de toda la longitud de la caña hasta que llegues al extremo. Luego, use algunos segmentos extra de sedal para atar el sedal que corre por la caña en dos o tres puntos diferentes (incluyendo la punta).

Tenga cuidado cuando esté atando el sedal a la caña. Si está muy ajustado, no podrá deslizar el sedal de arriba a abajo, pero si está muy suelto el sedal se soltará y se enredará. Use un nudo “whip finish” de ser posible.

La longitud del sedal de pesca (desde la punta hasta la vara) debe medir la longitud total de la vara más 60 centímetros (2 ft).Si prefiere, los 60 cm extra pueden ser una guía de monofilamento en vez del sedal.

Paso cuatro.

5) Agregue el anzuelo, el flotador y el plomo:

Agregue su anzuelo preferido al extremo del sedal, junto con un flotador y un plomo de pesca partido.

¡Ahora su caña de pescar de bambú hecha en casa está lista para ser usada!

Para acortar el sedal, jálelo hacia atrás a través de los anillos y envuelve el excedente alrededor del mango.

Paso cinco.

(Fuente: Wiki How)

También podría interesarte: