Sin imaginarse lo que el mar le tenía preparado en el momento de su inmersión, Mickey Charteris se topó ¡con el diablo! en un canal de la isla hondureña de Roatán.

LEA TAMBIÉN: Plecostomus y su capacidad de 'limpiar cristales'

En realidad se trata del pez diablo, o murciélago, considerado por el mismo buzo como el ejemplar marino más extraño del Caribe y una de las especies que, como cronista de la vida acuática, le ha tocado ver. Y es que, según el submarinista, el animal con un cuerno en la cabeza se desplaza por el agua y hace movimientos con sus aletas como si caminase por el lecho del canal.

'Es, sin duda, el pez más extraño del Caribe. Camina lentamente buscando presas como cangrejos y peces pequeños, pero puede nadar utilizando su cola si algo lo asusta', narró el experto en especies marinas y autor del libro Caribbean Reef Life.

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER DE BIG FISH

La descripción hecha por el buzo da cuenta que, 'si uno mira al pez murciélago desde arriba', éste simula ser una cuña oscura y, si lo hace desde abajo, puede ver sus labios rojos'.

A diferencia de la mayor parte de habitantes marinos, el diablo no tiene la vejiga natatoria: un órgano que se llena con gas y permite que muchos peces mantengan su flotabilidad sin nadar.

SUSCRÍBASE AL CANAL YOU TUBE DE BIG FISH

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse