Gracias a un dron que piloteaba un aficionado junto a su novia, un buzo libró el ataque de un temible tiburón mako que lo acechó en una playa en Bondi, Australia, donde es alto el número de incidentes protagonizados por escualos.

LEA TAMBIÉN: Pez gigante lucha contra buzo, ¿quién ganó?

Matt Woods acudió con su aparato para hacer un levantamiento de imágenes sin imaginar lo que presenciaría con un final feliz en el que él fue parte importante al captar el accidente y reportar a la Guardia Costera, que ayudó al aficionado submarinista.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Casualmente, Woods y su novia, quien lo acompañaba ese día, vieron en la pantalla del dron que algo curioso sucedía mar adentro (un buzo atacado por un tiburón y que trataba de salvar su vida) y entonces debió actuar por instinto.

LEA TAMBIÉN: Buzo se topa ¡con el diablo! en isla hondureña

De inmediato, el joven y su pareja siguieron de cerca las vivencias del buzo mientras pedían ayuda a la policía de guardia. Una vez reportada la emergencia, los jóvenes se acercaron al sitio en donde se encontraba el pescador para tratar de ayudarlo, mientras veían aterrados cómo éste trataba de alejar al escualo con una pistola de submarinismo. 

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Y, aunque la ayuda tardó media hora en llegar, el esfuerzo fructificó. Woods mantuvo el dron en una posición que le permitía vigilar a la víctima y guiar a los rescatistas que, afortunadamente, llegaron a tiempo, en moto acuática.

LEA TAMBIÉN: Animal más longevo del año tiene ¡551 años! Es un tiburón

El pescador logró trepar rocas de un arrecife y los socorristas pudieron sacarlo minutos más tarde para cerrar la historia con final feliz en un sitio de notoria estadística de ataques de tiburones en humanos. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse