Pese a lo aterrador que resulta a simple vista la presencia de un tiburón, un buzo tuvo la osadía -¿u ocurrencia?- de meterse en una amplia pecera y, con ritmo cadencioso, ponerse a 'bailar' con un escualo de su mismo tamaño.

LEA TAMBIÉN: Hombre se mete a pecera y nada entre los peces, ¡lo buscan!

No dejan de sorprender las escenas extrañs, como ésta que se registró en un acuario del centro comercial Neptun, donde el arrojado submarinista no la pensó dos veces para 'cortejar' a lo danzón con el temible animal.

SUSCRÍBASE A CANAL YOU TUBE DE BIG FISH

Todo quedó grabado en la ciudad de San Petersburgo, en Rusia. Y, aunque el encuentro con un tiburón es algo que, por su naturaleza, causa pánico, para otras personas resulta fascinante y hasta parte de su rutina diaria.

SUSCRÍBASE A CANAL NEWSLETTER DE BIG FISH

La escena, pese a lo inusual, acabó por conmover a los internautas que no se resistieron las ganas de ver el video una y otra vez.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse