Cientos de miles de salmones escaparon de un centro de cultivo del sur de Chile a raíz de una tempestad en el mar que, según la información oficial, provocó el hundimiento de las jaulas y obliegó a la empresa a tomar 'medidas urgentes' para paliar el daño ambiental.

LEA TAMBIÉNSalmón extraviado aparece en Baja California Sur, ¿cómo fue que llegó?

Este inusual acontecimiento se dio pocos días antes de que en Baja California Sur (específicamente en Puerto Nuevo, municipio de Mulegé, en México) apareciera un salmón (Oncorhynchus keta) y generara una serie de reacciones intrigantes, sobre todo porque se trata de una especie cuyo hábitat es el agua dulce y su distribución se da en la costa norte del océano Pacífico, desde Corea, Japón, Siberia, Alaska hasta el sur en San Diego, California.

Uno de los usuarios en Twitter, Andrés Camacho (@AndresC59774878), preguntó:  'Esta hermosa pieza fue capturada hoy (ayer) en red de fondo Eve-Oziel #Puerto Nuevo, BCS. Vendrá de las granjas de Chile?'.

La empresa local Blumar, dueña del centro de cultivo ubicado en la región de Los Lagos, unos mil 32 kilómetros al sur de Santiago, anunció en su página web que 16 de las 18 jaulas resultaron con graves daños debido a un fuerte temporal.

El incidente permitió la huida de una cantidad indeterminada de los 875 mil 144 salmones de la especie atlántica que se encontraban en los contenedores

En el sur de Chile, país que con más de 631 mil toneladas anuales es el segundo productor mundial de salmones detrás de Noruega, se han instalado varios centros de cultivos de empresas locales y extranjeras que han sufrido otros incidentes similares al informado en este caso.

Ante la emergencia, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó en un comunicado 'medidas urgentes y transitorias' debido a que el escape de peces 'generó una situación de riesgo ambiental'.

LEA TAMBIÉN: Cuál es la importancia de las algas en los océanos

Entre las medidas ordenadas, Blumar deberá establecer un programa periódico de sobrevuelos de verificación del área de la concesión y sitios aledaños, que permitan descartar el varamiento de mortalidades de peces, presentar un programa de captura y el estado semanal dicha actividad.

La compañía deberá entregar en un plazo de cinco días hábiles un informe detallado sobre el cumplimiento de las medidas. Blumar debe recuperar al menos el 10 por ciento de los ejemplares que hayan escapado, de lo contrario podría recibir duras sanciones

Además de escapes de peces, los centros de cultivo en Chile han soportado crisis sanitarias y los salmones - una especie foránea que se insertó en las aguas chilenas hace varias décadas- son inyectados con antibióticos para evitar enfermedades.

(Fuente: Agence France-Presse)

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse