La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y otras instituciones gubernamentales colocaron las dos primeras boyas de señalización marítima -de un total de 10- al interior del refugio para la protección de la vaquita marina, frente al litoral de Baja California.

La medida se llevó a cabo en coordinación con elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), de la Gendarmería, las organizaciones Museo de la Ballena y Ciencias del Mar y Sea Shepherd Conservation Society, junto con dirigentes de federaciones de cooperativas pesqueras  de esa zona.

¿Dónde, cómo?

La colocación de estas boyas responde a una recomendación científica del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), según la información oficial. 

En ella se detalla la conformación de dos polígonos. Uno, que comprende el Área de Refugio para la Protección de la Vaquita. Otro, más pequeño, descrito como Área de Tolerancia Cero o Área de Recuperación de la Vaquita Marina, donde cualquier red debe ser removida tras la colocación de dicho señalamiento.

Las boyas depositadas corresponden al Área de Recuperación de la Vaquita Marina. Su función es delimitar el área para facilitar las labores de inspección y vigilancia de los inspectores de Profepa y otras instancias. 

El polígono abarca un área de 288 kilómetros cuadrados por recomendación del CIRVA. Fue establecido el 11 de febrero de 2019, en conjunto con recomendaciones adicionales que actualmente se aplican, como el monitoreo visual de vaquitas marinas y la vigilancia de la especie en sus áreas de refugio y recuperación. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse