Interesante revelación realizaron científicos del Instituto de Investigación Polar de Corea al descubrir la manera como sobreviven los peces en la Antártida, el continente más austral de la Tierra.

Especialmente, los expertos analizaron el genoma del draco antártico o pez de hielo austral que, según sitios digitales, posee una característica única que lo distingue de otros vertebrados y los hacen sobrevivir en aguas bajo cero.

¿A qué conclusión llegan científicos?

El análisis se desprende de un estudio publicado en la revista Nature Ecology & Evolution, que refiere que el cuerpo de esta clase de pez carece de glóbulos rojos en funcionamiento y que generalmente son los responsables de transportar el oxígeno.

Entonces -explican los científicos-, ante la ausencia de de estos glóbulos 'es compensado ni más ni menos por un corazón de gran tamaño, un potente sistema vascular y glucoproteínas que funcionan como anticongelantes'.

Fue así que, por medio de la comparación genómica comparativa, los científicos encontraron genes que contribuyeron a la adaptación evolutiva al frío y a las altas concentraciones de oxígeno de las frías aguas de la Antártida.

Proteínas anticongelantes

En conclusión, dijeron, quedó claro cómo las proteínas anticongelantes protegen el cuerpo de los peces, mientras que las proteínas resistentes al frío ayudan a proteger a los embriones.

El análisis también reveló que algunos de los genes de regulación circadiana desaparecieron en el pez de hielo.

Esto sugiere que el ciclo día-noche en la Antártida, donde el sol nunca se pone en verano y no sale en invierno, limita la utilidad de la regulación circadiana.

Según los investigadores, este descubrimiento permite entender mejor cómo la vida puede adaptarse incluso a las condiciones más severas y adversas.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse