Importante efemérides celebra hoy la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) al conmemorar el 18 aniversario de su creación en el país.

Encargada de impulsar -revela su director general de Planeación, Programación y Evaluación, Bernardino Muñoz- la planeación de la política pesquera en el país, la Comisión Nacional fue creada el 5 de junio de 2001 por decreto presidencial.

Desde entonces -recalca la dependencia- se ha permitido aprovechar las riquezas de los recursos pesqueros y acuícolas en un país que posee un litoral de 11 mil quinientos kilómetros y tres millones de kilómetros cuadrados de Zona Económica Exclusiva.

Riqueza en aguas interiores

Según la información oficial, México contiene 'más de dos millones 900 mil hectáreas de aguas interiores' y 358 mil kilómetros cuadrados de plataforma continental, así como de un considerable número de áreas situadas en las costas y en el interior del territorio nacional, destinadas o susceptibles de uso para la acuacultura.

El desarrollo del país y el surgimiento de necesidades, derivadas del crecimiento de la población, exigen el establecimiento, optimización y fomento de las actividades productivas

Entre estas actividades se encuentran la acuacultura y la pesca 'con un lugar prioritario de importancia debido a su capacidad para generar alimentos, empleos y divisas, y como factores preponderantes para la promoción del desarrollo regional'.

Entre sus facultades destacan el impulso del desarrollo acuícola y pesquero del país bajo la orientación de sus actividades y procesos en términos de eficiencia, calidad, rentabilidad y sustentabilidad.

Esto se da -agregó- en un marco de corresponsabilidad y participación plena de sus actores directos y de políticas públicas que propicien la actuación coordinada del Gobierno de México y la vinculación o inserción de las autoridades de los estados y municipios en la administración y conservación de los recursos pesqueros y el desarrollo acuícola.

Conapesca también es responsable de la administración, regulación y fomento de la pesca y la acuacultura, y de las actividades de inspección y vigilancia en la materia para contribuir a elevar la eficiencia, calidad, rentabilidad y sustentabilidad del desarrollo acuícola y pesquero.

El organismo de la Secretaría Desarrollo Rural (Sader) tiene la función de fomentar la actividad pesquera a través de una entidad pública, en sus dos rubros principales: la acuacultura y la pesca, con excepción de las especies marinas previstas en la propia Ley de Pesca.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse