El jefe de la bancada del partido Frente Amplio, Francisco Camacho, encabezó hoy con profesores y estudiantes de las Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) una petición que permitirá reforzar la campaña ambiental de protección del pez sierra.

En conferencia de prensa después de entregar la iniciativa en la Asamblea Legislativa, Camacho afirmó que con este proyecto buscan mecanismos legales para apoyar la conservación de esta especie, que en otras naciones está protegida, con lo que ha mejorado enormemente el tamaño de sus poblaciones.

'Muchos no lo conocen, incluidas autoridades ambientales y de pesca, por lo que este tipo de iniciativas pondría a la especie en el mapa y ratifica los compromisos del país en Convenciones Internacionales', destacó el diputado.

Decreto

Según el portal La República.net, en Costa Rica se encuentran protegidos por ley especies de tiburones, ballenas y tortugas.

Durante el encuentro con medios se informó que el proyecto de ley se une a una campaña masiva de divulgación, educación y sensibilización ambiental denominada En busca del pez sierra Costa Rica.

Un ejemplar del pez sierra. Foto: Wild For Life

El investigador del Centro de Ciencias del Mar y Limnología de la UCR, Mario Espinoza, valoró que el pez sierra posee un papel ecológico importante como depredador tope y controla la abundancia y distribución de especies más pequeñas, además de que mantiene el balance y salud de los ecosistemas acuáticos.

Pero, agregó, presenta características que lo hacen muy vulnerable a la sobreexplotación al crecer de forma lenta y alcanzar la madurez sexual a una edad avanzada. Tienen, además, una baja fecundidad y su sierra ha sido vista por muchas personas como un trofeo.

Además, prosiguió Espinoza, su hábitat es constantemente destruido y contaminado, así como resulta una víctima constante de la pesca con arpón.



Caracterizado por su gran tamaño (puede llegar a medir seis metros) y por poseer un rostro alargado en forma de sierra o serrucho, de las cinco especies existentes en el mundo, en esta nación habitan dos: el de dientes grandes (Pristis pristis), en ambas costas, y el de dientes pequeños (Pristis pectinata) solo en el Caribe.

De acuerdo con datos oficiales, ambas especies solían ser muy comunes hace 20 añosen aguas ticas. Sin embargo, su distribución actual está restringida al humedal nacional Térraba-Sierpe, la boca del Río Tempisque y algunos afluentes del río San Juan en San Carlos, al tiempo que se desconoce la cantidad existente.