Si usted es un amante a la fauna marina, no está por demás echar un vistazo a algunas de las especies que habitan en el mar y que, al ser víctimas de un eventual ataque por parte de ellas, podría resultar verdaderamente doloroso, si no es que mortal.

Una de las más conocidas es la temida medusa, conocida también como aguamalas, perteneciente a la familia Cnidaria. Sus consecuencias podrían ser letales.

Medusa. Foto: Pixabay

De sus características se podría decir que sus cuerpos son invertebrados y gelatinosos. Generalmente tienen forma de campana de donde cuelga un manubrio cilíndrico. Su extremo inferior, así como la boca, son prolongados por extensos tentáculos. Éstos, a su vez, están recubiertos por células urticantes o cnidocitos.

Su característica más conocida es la toxicidad. Estos seres cuentan con tentáculos conformados por células urticantes que, a su vez, son usados para capturar presas y defenderse.

De acuerdo con los expertos, son células que contienen un filamento tóxico, en extremo venenoso. Se debe tener cuidado dado que, incluso, los tentáculos de medusas muertas que bañistas suelen encontrar en las playas pueden envenenar hasta por varias semanas.

Se sabe que la picadura de la medusa avispa de mar pueden ocasionar la muerte en tan solo minutos.

Serpiente de mar, ¡cuidado!

De nombre científico hydrophiinae, la serpiente marina es igualmente conocida como 'cobras marinas'. Se trata de las serpientes con el veneno más letal del mundo animal. Incluso más mortal que el de las serpientes taipán, sus familiares terrestres.

Según la información disponible, esta serpiente es una evolución de sus ancestros terrestres. Su cuerpo lo tienen comprimido lateralmente, por eso su apariencia parecida a las anguilas. Además presentan una cola en forma de remo, que les permite direccionarse al nadar.

Serpiente de mar. Foto. Pixabay

Especialistas refieren que se pueden hallar en las aguas de los océanos Pacífico e Índico. Se alimentan de peces, moluscos y crustáceos.

No son agresivas y solo atacan cuando se ven amenazadas. Sin embargo, las serpientes de mar poseen un veneno hasta diez veces más mortal que el de una cobra terrestre.

Se sabe que su mordedura puede producir gran dolor muscular, seguido de espasmos en la mandíbula, somnolencia, visión borrosa e, inclusive, llega a generar una letal parálisis respiratoria.

Pez piedra, ¡aguas, aguas!

Otro de los animales marinos peligrosos y mortales es el pez piedra, cuenta el sitio hablemosdepeces.com.

Morador de las costas australianas, agrava su peligrosidad al camuflarse muy bien. Se sabe que pueden adoptar la apariencia de los corales. Son marrones con manchas rojas, amarillas y anaranjadas. Y tienen una talla de aproximadamente 40 centímetros de largo.

Pez piedra. Foto: Pixabay

Los peces piedra están dotados de 13 espinas con las que inyectan una toxina poderosa. Este veneno ocasiona un dolor enorme, similar al de la mordedura de una cobra terrestre.

Pulpo de anillos azules, ¡alerta!

No hay que perder de vista a uno de los animales marinos peligrosos y mortales, aunque también hermosos. Se trata del pulpo de anillos azules (hapalochlaena).

Es uno de los moluscos-cefalópodos que pueden medir más de 20 centímetros.Son muy temidos por contar con uno de los venenos más letales del mundo animal.

Son de color marrón oscuro con tonos amarillos y se distinguen, principalmente, por unos anillos de color azul y negro que tienen en la piel. Estos anillos brillan intensamente al sentirse amenazados.

Según el sitio, se pueden encontrar en aguas del océano Pacífico y comer pequeños cangrejos y langostinos.

Se sabe que el veneno neurotóxico de su picadura genera al principio picazón y, progresivamente, parálisis motriz y respiratoria.

Estas reacciones -agrega el portal- pueden ocasionar la muerte a una persona, solo en 15 minutos. Pero lo peor es que no hay antídoto para su mordedura.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse