Desde Barra de Navidad, en Jalisco (México), un feliz matrimonio cumplió a la perfección el adagio que, en el argot de la pesca deportiva, se conoce pegajosamente como el ¡jálate que es pargo!' Y sí que fue pargo. O dos.

LEA TAMBIÉNDesde Barra de Navidad (Jalisco), así se pescan grandes pargos

Mejor navegación a bordo de La Caporala no pudieron tener los esposos, el capitán Irving Agustín López y Laura Farías, y regresaron con un par de muy buenos ejemplares Lutjanus cyanopterus (nombre científico del pargo cubera), que hizo más reconfortante la travesía en el mar jalisciense.

Desde que se reabrió el puerto a la navegación -y particularmente a la pesca deportiva- en Barra de Navidad, la alegría por el regreso al mar ha significado no solo recurrentes paseos con el responsable cuidado por la pandemia, sino también una pesca con grandes piezas, como estos pargos cubera, una exquisita presa del navegante arrojado.

La agraciada pesca del matrimonio hizo que Irving adelantara una salida más por los pargos mañana, igualmente a bordo de La Caporala. Y lanzó la invitación para quien quiera apuntarse: '¿Quien se apunta? 650 pesos por persona, hay cuatro lugares disponibles. Viejo y ampoya. Más inf. 3151101539'.

Capitán Irving Agustín López. Foto: Cortesía

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse