Codiciados 'a más no poder' por lo valioso, sabroso y redituable que resulta para los pescadores deportivos, estos 10 peces de agua salada representan un verdadero 'manjar' que se paladea dentro o fuera de un torneo de competición.

Su sitio bigfish.mx elaboró esta selecta colección en la que lo mismo aparecen ejemplares de los llamados 'picudos' que los pelágicos, y que forman parte de una privilegiada y seductora captura por los marineros o navegantes mar adentro.

1) Marlin azul

Encabeza la lista de 10 peces de agua salada el marlin azul, que ha sido por mucho tiempo el favorito de los peces de agua salada para los pescadores de alta mar.

Esta especie representa la cúspide de una captura: fuerte, astuto, rápido y enorme.

Según los conocedores, los pescadores deportivos de América del Norte los avistaron por vez primera en la década de 1920, en los alrededores de las Bahamas. Desde entonces, su pesca se ha convertido en una empresa multimillonaria.

El marlin es muy buscado por los pescadores comerciales por su exquisita carne, dado que se vende a menudo para sushimi japonés.

Marlin azul. Foto: Blog Fuerte Charter

2) Pez vela

Otro pez que destaca es el vela (Sailfish), considerado poderoso depredador y uno de los peces más veloces del mar. Su increíble rapidez de nado puede alcanzar hasta los 110 kilómetros por hora. De esta manera se convierte en uno de los animales más veloces del planeta.

El pez vela también es admirado por su potencia de salto, puesto que pareciera que vuela sobre el agua de mar, lo que hace muy emocionante la captura de estos peces.

Su hábitat abarca todo lo largo del Pacífico y el Atlántico.

Pez vela. Foto: No tengotele.com

3) Atún rojo

Si se tratara de una batalla para conocer quién tiene más fuerza y voluntad, el atún rojo es el idóneo y debe estar entre los primeros.

Estos monstruosos peces están en la selecta lista de los peces óseos más difíciles de atrapar en el mundo. Los atunes rojos tienen una increíble resistencia y, a menudo, alcanzan tamaños descomunales. Siendo el récord mundial de un atún rojo de 680 Kg.

Es de destacar que el atún rojo (Bluefin), se considera un depredador, no obstante su número poblacional está empezando a bajar dramáticamente debido a la pesca comercial de la cual es objeto. Esto se debe a que su carne, exquisita, es muy valiosa para el comercio pesquero internacional. De manera especial en los mercados de peces de Japón.

Atún rojo. Foto: ForoCoches.com

4) Atún de aleta amarilla

Llamado Yellowfin, este ejemplar tiene la reputación de ser uno de los peces más rápidos y fuertes del mar, además de ser considerados una de las especies de atún más grandes. Sin embargo, no son tan inmensos como sus primos, los atunes rojos.

Generalmente, los pescadores estadounidenses capturan el atún de aleta amarilla a lo largo de la costa este. También lo hacen en la costa del golfo y el Pacífico oriental, y llegan, incluso, cerca de San Diego.

Atún aleta amarilla. Foto: Vista al Mar

5) Pez Gallo

Los peces Gallo son peces potentes y veloces. Su hábitat se ubica en las regiones costeras cálidas del Pacífico Oriental.

Como característica más distintiva, destaca su aleta dorsal con forma de peine, lo que da origen a su nombre.

Si bien no ofrecen una sabrosa carne para comer, a los pescadores deportivos les gusta cogerlos a debido a su gran tenacidad, velocidad y longitud de salto de altura.

Los peces Gallo pueden llegar a pesar más de 50 kilos.

Pez gallo. Foto: You Tube

6) Pez dorado

El dorado, también conocido como Mahi Mahi, llampuga o pez delfín, es muy apreciado por sus colores brillantes. También es buscado de su velocidad increíble y capacidad de salto sorprendente.

Son bastante accesibles para la mayoría de los pescadores deportivos. Se encuentran en todo el mundo. Por todo esto, además de que es uno de los pescados más sabrosos en el mar, el pez delfín se considera uno de los apreciados y buscados por los pescadores de todo el mundo.

El pez dorado. Foto: Delph Fishing

7) Sábalo o tarpón

El sábalo o tarpón es tan rápido como grande, tanto que es uno de los preferidos para los pescadores en alta mar. Su tamaño varía de un metro a los 2,5 metros de largo, y llega a superar los 125 kilos de peso.

Los sábalos o tarpones son peces óseos y su carne no es muy apetecida, no obstante son divertidos para pescar, sobre todo porque saltan alto cuando se enganchan a los anzuelos.

Estos bellos peces se pueden hallar en todo el Atlántico, aunque han emigrado recientemente al océano Pacífico al utilizar el Canal de Panamá.

Sábalo o tarpón. Foto: You Tube

8) Jurel gigante

Otro que destaca entre los primeros 10 peces de agua salada es el jurel gigante, que fue comparado por los antiguos hawaianos con un guerrero del mar. Así lo llamaron. Y, si alguna vez pesca uno, seguro entenderá el por qué.

Son muy grandes, veloces, potentes y ofrecen una fuerte lucha una vez que son enganchados. Actualmente, el jurel gigante es uno de los más buscados entre pescadores deportivos del Indo-Pacífico.

Jurel gigante. Foto: O2NATOS

9) Lisa

Son peces súper rápidos y fuertes en comparación con su tamaño, que se convierten en verdaderos torpedos cuando están enganchados en un anzuelo.

Comúnmente se pueden hallar en las regiones del Caribe costeras, entre ellass los Cayos de Florida, que es considerado uno de los mejores destinos para la pesca de lisas del mundo.

Pez lisa. Foto: Starnet

10) Peto o sierra golfina

El peto o sierra golfina, también conocido como guaju o atún banana, son esbeltos animales  considerados entre los peces rápidos del mar.

Sus cuerpos estrechos, en forma de torpedo muy estilizados, les permiten nadar a increíbles velocidades.

Según los informes que se conocen, algunos pescadores habrían atrapado al peto o sierra golfina, a una velocidad de 27 kilómetros por hora.

Estos peces también son muy apreciados por su deliciosa carne blanca, que tiene un sabor parecido al de la caballa.

Pez guaju. Foto: nautitopo

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse

También podría interesarte: