Apodado El Tiburón, Miguel Ángel Calleja Ramos hace honor a su mote en busca de los grandes peces que, ya capturados, representan un verdadero trofeo de orgullo.

LEA TAMBIÉNAsí pesca marlin rayado de 40 kilos con arpón

Por su destreza, audacia y capacidad físico-atlética, este pescador es una estampa del submarinismo que, con sus tres años en la práctica y gracias a sus múltiples actuaciones, tantas satisfacciones le ha prodigado.

Miguel Ángel Calleja Ramos. 

Originario de Oaxaca, pero radicado en Manzanillo -la ciudad y municipio más extenso y poblado de Colima que limita al oeste y noroeste con Jalisco-, El Tiburón tiene bien definido su nicho de pesca lo mismo en escolleras que en bajos, donde ha atrapado pargos, robalos y medregales.

LEA TAMBIÉNDavid Moncada, rey de los peces vela y marlin

Una de las piezas más grandes que ha atrapado es la de un pargo de 36 kilos, otro de 30, uno más de 17, así como medregales de 20, 17, y 10. ¿Y de robalos, otra de las especies más codiciadas por el pescador deportivo? Presume la captura de uno de 16 kilos.

Su intrepidez es tal que, cada que se arma con su equipamiento (un Edusub 130 centímetros, varilla Spearmaster 150 cm, aletas Cressi 3000, lastre de siete kilos y traje Sea Makaira 2 mm), se sumerge 'cómodamente' hasta 20 metros para practicar su deporte y conquistar muy buenos ejemplares.

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER DE BIG FISH

A El Tiburón se le respeta bajo el agua indiscutiblemente.

Amante de los robalos.

SUSCRÍBASE AL CANAL YOU TUBE DE BIG FISH

Hasta dorados ha atrapado.