Capitán de cabecera de Centurión -uno de los equipos de pesca deportiva más brillantes en el golfo de México recientemente-, Eliseo 'Licho' Rubio tiene 'media vida' metida ya en la navegación, esa pasión que trae en la sangre.

De 57 años, el tampiqueño le ha dedicado al mar, y a su pesca deportiva, desde que tenía 20, motivado por su hermano Isidro Rubio Gámez (QEPD) y su padre, Porfirio Rubio Hernández, hoy ya retirado con una rica historia de anécdotas y pasajes qué contar.

Un deporte de estirpe

De ambos parientes cercanos, por cierto, 'Licho' Rubio aprendió valerosamente lo que hoy lleva tatuado en su corazón como un emblema de alta dosis de responsabilidad y motivación, y que no duda en transmitir a las nuevas generaciones día a día mar adentro con ese espíritu gallardo y decidido.

Con Centurión.

Lamentablemente, hace 15 años, su hermano Isidro tuvo una triste cita con el destino al quedar atrapado en el mar en medio de una tormenta de funestas consecuencias.

Los dos -padre e hermano- fueron grandes pescadores y capitanes que inculcaron al ahora brillante 'Licho' Rubio los entretelones que hoy lo tienen considerado uno de los navegantes más reconocidos en el golfo de México, fértil litoral de donde emergen en abundancia los marlines azules y blancos, el pez trofeo por excelencia.

Primero de derecha a izquierda (en cuclillas).

Tan noble y comprometedor ha sido la pesca deportiva para la familia que no solo 'Licho' Rubio está metida en ella, sino un hermano menor y cuatro sobrinos, quienes, instruidos por los cánones más avanzados, llevan igualmente en su poros la alta escuela del aprendizaje que inició el patriarca Porfirio Rubio y le secundó el ahora finado Isidro.

Una de las capturas más significativas en las que 'Licho' estuvo presente: marlin de 265 kilos (mayo de 2017).

Una de las grandes satisfacciones que el capitán de Centurión -equipo ganador del Torneo Internacional de Marlin Azul Veramar 2019 en Veracruz- ha tenido es conocer 'a gente tan relacionada en la pesca deportiva y en la conservación de las especies'.

Capitán campeón con Centurión en el Torneo del Club de Yates Tampico.

Por añadidura -dice 'Licho'-, los logros se han dado 'con el paso del tiempo en compañía de mis grandes amigos y compañeros'.

Marlin azul de 265 kilos. Julio Fernández (izquierdo) y Jorge Nasrallah.

Rememora que le ha tocado ganar en los torneos de barrilete, jurel, peto, sábalo, marlin, azul y 'algunos de especies varias'.

Su olfato por llevar el yate a donde se encuentran los cardúmenes se da no solo por su experiencia, sino por la tecnología de equipos que, considerada el corazón y el radar de cualquier pescador, permite conocer con exactitud la zona de temperaturas y corrientes.

Monarcas en el Torneo Internacional Veramar Veracruz.

Como capitán, su labor al frente de la embarcación es que el equipo 'esté totalmente en condiciones de navegar y transmitir la seguridad y confianza al resto de sus compañeros' cuando esté a bordo.

Torneo del Marlin del Club de Yates Tampico 2010.

Navegante de mil mares

No solo ha estado en el mar del golfo de México (Tampico, Tuxpan, Tecolutla y Veracruz), sino en Hawai, Los Cabos y Manzanillo, gracias a la ayuda y confianza de sus patrones, Julio Fernández y Jorge Nasrallah.

Pero su trajinar por los mares no para ahí, puesto que también ha viajado por el encantador caribe mexicano, en Isla Mujeres, Cozumel y playa del Carmen.

En su tiempo practicó la pesca comercial, pero ahora está más de lleno a la pesca deportiva, en gran parte por los torneos que bondadosa y jugosamente se han realizado en el golfo de México y en los que, 'gracias a Dios y a mi Ángel Guardián (Isidro Rubio)', ha ganado de manera brillante.

Fue en Cozumel donde pegó 'doblete' al tener la suerte y osadía de ver atrapar por parte de su patrón Jorge Nasrallah y su compañero Carlos Bortoni un tiburón alecrín y un pez espada de 180 y 150 kilos, respectivamente, dos de las especies más grandes en su haber.

'Mi patrón siempre anduvo con esa captura en sus pensamientos y se logró en una excursión que se hizo por Cozumel' en una fantástica y enriquecedora experiencia.

'Licho' Rubio está en plan grande llevando en su alma el recuerdo imborrable y entregado del amor de la pesca deportiva de su familia a los cuatro costados del mar.

Eliseo Rubio, con un pez espada.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse