España aboga porque todos los países tengan “las mismas condiciones de juego” en aspectos no sólo medioambientales, sino también sociales. El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, ha defendido “normas de juego claras y transparentes” para “un mercado tan global y abierto como es el del atún“, donde la industria española “está teniendo pujanza y compromiso de futuro”.

Ha abundado en que, por ejemplo, la inspección pesquera española opera con un sistema de gestión de calidad certificado bajo la norma ISO 9001, un factor que, ha dicho, “nos hace ser líderes en materia de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada”.

Además, ha añadido, se han firmado acuerdos, como el convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo, orientados a fomentar “la garantía social y empleabilidad del sector atunero”, y se han puesto en marcha planes de recuperación.

Trabajadores de atunera española en El Salvador.
Fuente: EFE

No obstante, López-Asenjo ha reconocido que la consecución del objetivo marcado en lo que respecta a las “normas de juego claras” tardará “años” en llegar y ha puesto en valor que ya se hayan motivado discusiones y foros para avanzar en esta cuestión que, ha avanzado, también centrará debates en la próxima feria Conxemar.

Cuestionado sobre la sostenibilidad del recurso con el actual nivel de capturas, López-Asenjo ha resuelto que la misma está garantizada y ha incidido en que “todos los indicadores de los planes de recuperación” revelan que, “de manera tímida pero sostenida, los niveles de cupos y capturas a nivel mundial siguen teniendo tendencias positivas”.

La posición de las industrias

El presidente de Anfaco-Cecopesca, Jesús M. Alonso Escurís, ha realizado una “llamada de atención sobre una mejor aplicación de los controles de las leyes existentes” y ha demandado una “vigilancia exhaustiva” para evitar “la sobreexplotación que algunos intentan hacer de los océanos impunemente”.

Pesca. Capturas de atún.
Fuente: pixabay

La VIII Conferencia Mundial del Atún,  que concluye hoy, cuenta con la presencia de más de 350 directivos de empresas procedentes de una treintena de países.

Escurís ha hablado de la “sobreexplotación” de los océanos y ha puesto en valor la labor realizada desde el Laboratorio de Trazabilidad al respecto, apuntando al atún como “un ingrediente fundamental en el desarrollo económico de muchos países”.

Ha precisado que España “es una potencia tanto en el consumo” de este producto como “en su pesca, transformación y conservación” y ha valorado que la conferencia reúna en la ciudad gallega a los representantes de las grandes empresas atuneras del mundo.

Conoce más:

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha mencionado el plan estratégico autonómico de la conserva elaborado con la colaboración de esta industria y ha recordado que el texto recoge “una apuesta por la orientación de los productos de alta calidad hacia los mercados gourmet, por la búsqueda de valor añadido para los subproductos de la pesca y los descartes, y un refuerzo de la promoción”.

Por su parte, el secretario general de Pesca ha recordado que las capturas de atún representan un tercio del total español y ha incidido en “el reto permanente” al que se enfrenta la industria, para el cual ha abogado por “ver el consumo como garantía de futuro”.

Te puede interesar:

 

Fuente: efeagro