Del náhuatl āxōlōtl, el ajolote es una especie de anfibio caudado de la familia Ambystomatidae que, endémico del sistema lacustre del valle de México, ha tenido una gran influencia en la cultura mexicana.

Con ojos pequeños, piel lisa, cuerpo alargado, cuatro extremidades y tres pares de branquias que sobresalen de su cabeza, los ajolotes o monstruos de agua, son ejemplares que se pueden encontrar en los lagos de Xochimilco, Tláthuac y Chalco, según el sitio Huffpost.