Para una pesca deportiva de lenguado bien vale la pena madrugar, recorrer un largo trecho en auto y disfrutar una agradable travesía con amigos y qué mejor hacerlo con lo que más les apasiona: ¡tirar la línea!

LEA TAMBIÉN: Un día con Santos Kadota, 'El Viejón', en Baja California Sur

Precisamente esta historia vivieron cinco amigos pescadores deportivos (Santos Kadota, Juan Mondragón, José Alberto Lomas Herrera, Vladimir Miranda y Ramón Millán) en días pasados en San Juanico, un poblado a 500 kilómetros al norte de la península de Baja California Sur y zona pródiga para lenguados.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Don Santos Kadota (izquierda).

Fue esta especie -aunque también hubo curvinas- la que más privó durante la incursión de tres días, que inició en Cabo San Lucas, siguió en La Paz -la capital sudcaliforniana- y terminó en los esteros de San Juanico.

LEA TAMBIÉN: Pasó en La Paz: ¿Un gallo? ¡no! fue un toro de 10 kilos

En Cabos salieron Kadota, Mondragón y Lomas Herrera; ya en La Paz se recogió a Vladimir Miranda y, posteriormente, a Millán, a quien conocieron por medio del grupo de pescadores de orilla de Cabo San Lucas y terminaron por convencerlo de ir a pasar un rato agradable. 

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Exactamente, el grupo llegó hasta el estero de Batequi, a unos 70 kilómetros al norte de San Juanico, donde acamparon desde el viernes pasado y se regresaron tres días después con la encomienda de vivir una experiencia similar en una fecha próxima.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse