Practicante de una de las modalidades -la de pesca en kayak- más fascinantes en el mundo marino, el costarricense Gary Salazar tiene una historia qué contar desde que decidió enrolarse a ella y ya no poder dejarla jamás.

Con un pez gallo. Foto: Cortesía 

De 33 años, el pescador oriundo de Playas del Coco Guanacaste comenzó una década atrás a desarrollarse como kayakista en Florida después de tener la oportunidad de hacer lo que él mismo llama 'diferentes tipos de pesca' y optar por la de piraguas.

Dorados, su pasión.

Revela que, desde que conoció esta rama (de creciente auge en la población costera), no ha podido dejarla por otra más y dice por qué: 'mayor contacto con la naturaleza, cero contaminación, mucho más adrenalina, más ejercicio y muy afectiva por el factor silencio'.

Una pesca muy profesional.

Un tours con gran penetración

Salazar narra que hace tres años comenzó con un proyecto de tours de pesca en kayak que, a la fecha y gracias a la seriedad y calidad, ha tenido una increíble penetración entre personas ávidas de aprender sus secretos.

Pescador de amplio palmarés, pese a su juventud.

Al principio, este audaz costarricense usaba kayak de remos, pero ahora lo hace con pedales Hobie pro Angler, considerados por él como el top de kayak para pesca en el país 'tico'.

En su valoración, se trata de aditamentos estables y completos con el equipamiento adecuado para la pesca deportiva.

Lindos ejemplares de dorados.

Su práctica se da en aguas del Pacífico, exactamente en el Guanacaste Pacífico Central, donde han salido peces vela, pargos, tucunares, gallos y tarpones.

Esta temporada, Salazar ha liberado siete 'picudos' (de velas), algunos pargos de 60 libras, gallos de 100 libras y sábalos de 180 libras.

Con un impresionante pez vela.

Marlin, sueño dorado

Su máximo sueño, o récord, es capturar un marlin a bordo de su lancha en lo que será su tercer intento después de tenerlo 'en dos ocasiones y soltársele'.

Un barracuda de buen tamaño. 

'El Guanacaste Pacífico Central es muy complejo', dice el joven pescador, que utiliza en sus aventuras marinas iequipo Penn, carretes Spinning, línea trenzada 30 libras, diferentes lures y variadas carnadas para tener una placentera odisea mar adentro.

Pese a que en su país hay un grupo de kayakistas (Kayak Fishing Costa Rica) muy sólido, él prefiere no afiliarse a ninguno y continuar como pescador independiente.
Su vida está en los tours o paseos, y no en los torneos.

También logró capturar un vela con un kayak de remos.

Su pasión es verdaderamente encantadora.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse