Bastante animada resultó la travesía que tres pescadores originarios de Tampico realizaron en Veracruz durante un viaje rutinario en el que coronaron mezcla perfecta de suerte y pericia con un cuarteto de muy buenos atunes.

Carlos Simón relató las agradables vivencias por Veracruzz.

Uno de los marineros fue Carlos Simón, quien relató -gustoso, interactivo- la manera como sus compañeros Rafael Sánchez y R. Rodríguez, éste último capitán de la embarcación Kookaburras II en la que viajaban, detectaton un comedero donde se encontraba la mancha de atunes.

'Ese día -narró- avistamos un comedero con su tiburon ballena casi en posición vertical dando bocanadas para tragar agua y alimentarse, y ahí andaba la mancha de atunes. El tiburón ballena (era) impresionante'.

Simón reveló que cuando se percataron del cardumen 'nos les pegamos' hasta lidiar, y finalmente atraparlos, con los animales.

'Se acercaron a la costa las corrientes de agua fría y había mucha actividad', prosigue el pescador tamaulipeco.

En su opinión, el tiburón ballena come plancton y los atunes debieron estar 'pegando a los jureles u otro bicho de ese tamaño. 'Fue cuando los agarramos; estuvimos terqueándole y ahí los prendimos'.

Iban por marlines y acabaron con atunes

El emocionado Simón admitió que, desde el arranque de la travesía, pensaron en buscar a márlines, pero que, al presentarse los atunes, no hubo otra opción que atraparlos con una precisión y suerte que impregnó de entusiasmo a la tripulación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

!Vaya captura, Foto: Toño Arizpe

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

Cada uno de los túnidos pesó 42, 35, 67 y 47 kilos, y fueron atrapados a unas 45 millas náuticas de la costa jarocha.

Durante el paseo hubo una peculiaridad que les ocurrió y que él, en lo personal, no dudó en compartirla. 'Ese día, ya más cerca de la costa, escuchamos por el radio a un niño que decía '¡ayuda, ayuda!' No era sino un 'SOS' para poder 'jalar' un atún.

El infante y sus acompañantes habían 'prendido' un atún con una vara y carrete que -cuenta Simón- era para peto o jurel. 'Es decir, 'jaló' mucho el atún que era grande y no sabía qué hacer. Al final le tronó la línea'.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡Buena pesca! Directo de las aguas del Mar de Cortez #pesca #fishing #fishlovers

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

Los pescadores son oriundos de Tampico, pero ese día emprendieron viaje hacia Veracruz, motivados por la mejor pesca que en ese momento les reportó puntualmente un amigo que andaba por allá.

Una distancia de 480 kilómetros entre ambos  puntos.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse