Desde su salida en la mañana, el objetivo de pesca se centró en buscar pargos con carnada viva, pero el equipo terminó con un trofeo más codiciado que estremeció el Pacífico: la captura de un impresionante marlin negro ¡de 541 libras!

Un grupo de pescadores, al mando de los hermanos Daniel y Alonso Osuna, de Marlas Sport Fishing Guides & Charters, presumió la colosa atrapada tras un viaje que, efectuada sobre la zona conocida como La Corbeteña, en La Cruz de Huanacaxtle, quedó inscrita en letras doradas de la pesca deportiva de altura.

Y es que la tripulación, en la que también viajaron los culiacanenses Fausto Gutiérrez y su hijo del mismo nombre, entre otros, había salido 'en busca de un poquito de profundidad tras los pargos con carnada viva, con choras', y su sorpresa fue mayúscula al consumar la épica atrapada.

Fue hasta que la embarcación 'se abrió un poco al trolling' cuando llegó a pegar el enorme picudo que 'Faustito' (Fausto Gutiérrez Jr) sacó después que Alonso Osuna lo enganchó pasado mediodía'. Entonces del azoro se pasó al júbilo. '¡Es un black marlin, es un black marlin!', exclamó Fausto, el papá, jadeante, emocionado, embravecido.

Pero un dejo de tristeza embargó los rostros de los pescadores al ver que el ejemplar no soportó la puja con la línea y expiró, contra la costumbre e intención del equipo, que era la de practicar la captura y libera (catch and release).

'Unos 30 minutos tardamos en subirlo (a la embarcación), y unos 15 peleó solamente', expresó Gutiérrez, el papá. 'Desgraciadamente no pudimos liberar, que era nuestra intención', se lamentó.

Fausto Gutiérez padre.

Sin embargo, la satisfacción y el orgullo por esta captura inesperada, pero enriquecedora nadie se las pudo quitar, y el material que la consigna quedará grabada en el reconocimiento de los pescadores deportivos que no tardaron en expresar muestras de admiración y felicitación.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse