Inolvidable día disfrutó el pescador jalisciense, José García Rosas, al capturar una lobina de 4.010 kilogramos que viene a significar su nuevo récord personal y cuya alegría aún esboza a los cuatro vientos. 

LEA TAMBIÉN: Fernando Peña logra Golona en el primero de dos días de la Copa Nuevo León 'Daniel Rodarte Nájera'

'¡Mi nuevo récord personal!', exclamó un orgulloso García Rosas, apodado cariñosamente El Cuate, tras prender el black bass en aguas de su entidad. A mediados de esta semana, el lobinero compartió ruidosamente la épica atrapada, y no era para menos.

Registro personal irrefutable. Foto: cortesía

El pescador se internó en la presa Trigomil, en Unión de Tula, Jalisco, motivado por las buenas condiciones del agua y esperanzado en lograr un mejor 'pique', como finalmente ocurrió, y que ameritaba enaltecer.

Hasta ese día, su mejor peso era el de una lobina de 2.150 kilogramos. Pero, gracias a su paciencia, técnica y entrega, llegó el gran sueño en una jornada que ha quedado grabada en su memoria.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

García Rosas, El Cuate.

Originario de El Grullo, Jalisco, García Rosas acude asiduamente al embalse Trigomil, donde ha tenido muy buenas pescas, como la de cuatro kilos que cimbró el lugar y lo tiene imbuido en una alegría contagiante.

Y, aunque un día después regresó a la pescar a lanzar nuevamente la línea y no tuvo la misma suerte de atrapar algo similar, sino ejemplares de menor talla, su nuevo récord está ya plasmado y registrado con una satisfacción que no puede ocultar ni un ápice.

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse