Considerados desde el arranque de la competición amplios favoritos al título, los tabasqueños Rodrigo Kishi y Héctor Díaz hicieron valederos los pronósticos y terminaron con la corona en el quinto Campeonato Nacional de Robalo que tuvo lugar en Emiliano Zapata, Tabasco.

Kishi, quien obtuvo para sus alforjas su quinto título nacional, llegó a la competición con la etiqueta de hegemónico  y no quedó mal. Esta vez hizo pareja con Díaz, también de Tabasco, con quien sumó 10 kilos con 900 gramos en las dos jornadas de que constó la justa.

De esta manera, los ahora monarcas harán maletas para viajar próximamente a Costa Rica, donde tendrá lugar el Campeonato Panamericano respectivo y al que irán con todo el apoyo y aval de la Federación Nacional de Pesca Deportiva.

El primer día, Kishi y Díaz contabilizaron un kilo con 440 gramos y, en el segundo, se fueron hasta la cúspide para sumar 9.460 kilos sin que nadie les hiciera sombra. Al final, ambos acumularon 12 puntos.

Los mismos 12 puntos, pero con menor sumatoria (6.145) se llevaron los chiapanecos Víctor Celis del Ángel, padre e hijo, quienes se adueñaron de la segunda plaza.

Aspecto de la premiación. Foto: Cortesía

Atrás, en la tercera posición, se ubicaron los también tabasqueños Raúl Abadia y David Villa con 7 kilos 760 gramos. Su puntuación, al final, fue de 13 puntos.

Premiación y clausura.

De amplia experiencia en la pesca deportiva federada, Kishi obtuvo -con el de Macabil y Tenguayaca en marzo pasado y ahora con el de Robalo en Emiliano Zapata- su quinto campeonato nacional luego de ganar también el Segundo Nacional de Robalo (Palizada, Campeche), Tercer Nacional de Robalo (Balancán, Tabasco) y el Cuarto Nacional de Robalo (Jonuta, Tabasco).

Kishi, por cierto, también tiene boleto al Panamericano de Robalo tras ganar el Nacional de Macabil y Tenguayaca pasado, aquella vez junto con el también acreditado seleccionado mexicano, el también tabasqueño Moacyr Llarena.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse