Durante la presente temporada de Cuaresma, en los mercados y principales centros de abasto del país se ofertan alrededor de 100 especies de pescados y mariscos de producción nacional.

Según la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), los litorales mexicanos del océano Pacífico, Golfo de México y mar Caribe, así como aguas continentales, producen una amplia variedad de alimentos de alto valor proteínico.

Lo mejor .agrega la información proporcionada por la dependencia- es que se pueden adquirir desde 30 hasta 100 pesos por kilogramo en función de la especie y región productora del país.

Lo que Sader indica

Un reporte del organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) da cuenta de la información proporcionada por los mercados Nueva Viga, en la Ciudad de México, y Del Mar, en Zapopan.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pasión por la lobina, foto compartida por el noche se Fausto Couret

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

Esta semana -informó la dependencia- el precio de la curvina golfina se puede comprar desde 28 pesos por kilogramo, la mojarra a 48 pesos y el robalo a 72 pesos, entre otras variedades que produce México.

La Secretaría dio a conocer que estos ejemplos de productos y precios 'forman parte de las alternativas que los consumidores del país tienen en pescados y mariscos, cuyas especies a destacar son atún, tilapia, jurel, cazón, bagre, cintilla, camarón y pulpo, entre otros.

En Sinaloa, el kilogramo de filete de cazón tiene un costo de 100 pesos, el pargo 120 pesos y el lenguado 160.

Sader revela que se trata de productos del mar que los mercaderes locales destacan como los más adquiridos por las amas de casa en mercados y establecimientos de la entidad.

Actualmente, con base en información de la Conapesca, existen más de dos mil establecimientos comerciales (supermercados, mercados públicos y pescaderías) en los que se comercializan, en promedio por temporada, aproximadamente 65 especies de pescados y mariscos.

El titular del organismo desconcentrado de la Sader, Raúl Elenes Angulo, recomendó consumir productos de temporada porque se pueden adquirir frescos del mar o aguas dulces del país y reúnen las características propias de una alimentación sana.

Ejemplificó que la curvina, que es de esta temporada, en estos momentos se ubica a precios accesibles y es versátil en su modo de preparación: puede ser cocinada al mojo de ajo, asada o zarandeada, entre otras maneras.

Reiteró que los productos derivados de la pesca y la acuacultura constituyen una amplia variedad de opciones de alimentos con alto valor nutricional y proteínico.

La producción de alimentos acuáticos procede de la captura de peces, moluscos y crustáceos, así como de la crianza en acuacultura y maricultura, detalló.

Existe una diversidad de guisos que se pueden disfrutar con los pescados y mariscos como: pescado a la parrilla, al horno, frito, empanizado, a la diabla, al mojo de ajo, zarandeado, en su jugo, en microondas, en paté, en pizza y en ensaladas.

También, están las variedades de ceviches, que de amplias formas se preparan y degustan a lo largo y ancho de nuestro país.

Los alimentos procedentes de litorales y granjas, elaborados a base de pescados o mariscos, representan en la gastronomía mexicana -conocida como una de las más variadas y sabrosas del mundo- una oportunidad para preparar y degustar múltiples recetas.

Los pescados y mariscos mexicanos son una fuente rica de nutrientes dado que aportan al organismo proteínas, minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro, yodo, flúor y zinc).

También vitaminas (A, B1, B2, B3, B12, D y E) y grasas (ácidos grasos omega 3 conocidos como AEP y ADH), indispensables para la buena salud y calidad de vida del ser humano.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse