Entregados hasta el tuétano en una actividad que, como la pesca deportiva, genera emoción, alegría y satsfacción, los Badillo Mena gozan a plenitud de la navegación, gracias al patriarca de la familia, el mundialista Joaquín 'Jacko' Badillo, quien los guía cual herencia atesorada.

Cada que se presenta la oportunidad, el reconocido pescador acapulqueño se lleva a sus tres pequeños hijos (Jacko, de nueve años; Jaime, de ocho, y Julieta, de cinco) a pescar lo que él mismo llama la modalidad de altura, fondo, medio fondo y playa, invariablemente.

Y, sin dudar, el empresario propietario de Grupo Jobamex Seguridad Privada S.A. de C.V. expresa orgullo y satifacción de que su familia sepa disfrutar la pesca desde la temprana edad.

'(Siento gran) emoción de lo que representa tirar una línea con anzuelo y carnada, y la incertidumbre combinada con paciencia de que pronto algún pez llegará, y no solo eso, sino que todo lo que logren capturar servirá para que coma su familia'.

Jaime (izquierda), el padre y su otro hijo, Jacko, con un gran dorado.

El papá mundialista

A mediados del mes pasado, Badillo, Rubén Morales y Jesús Alfonso Reyes conquistaron la medalla de plata en el Campeonato Mundial Big Game Trolling, cuya edición 28 -enmarcada de los cuartos Juegos Mundiales- se efectuó en Sudáfrica.

Jaime, de ocho años.

'Con mis hijos -revela- practicamos todo tipo de pesca...con plomo, sin plomo, con carnada, con señuelo, pero sí siempre juntos'.

Cuando deciden realizar la pesca de altura, los Badillo Mena abordan su embarcación, 'artillados' con un 'equipazo' consistente en baras y carretes penn international, tiagra Shimano 'del 50 y 70', baras cortas tipo tuna stick y medianas calester.

Con estampa de campeones.

Su navegación es reforzada con una línea de 70-80 libras con líder de 150 hasta 400 libras que va en función de lo que desde una noche antes, o esa misma mañana, decidan ir.

Los Jacko, padre e hijo.

También disfrutamos mucho pescar con 'paletas de madera' para pescar en las rocas, así como en la playa, en los muelles y en el malecón de Acapulco

Como navegantes, o pescadores, uno de sus objetivos 'es estar juntos, convivir, y hacer de la pesca un momento de emoción, agradecimiento, satisfacción, alimentación, relajación y pasión'.

'Jacko' (izquierda) con su papá, Joaquin Badillo, Jacko jr y Alejandra Mena.

Aunque no con mucha frecuencia lo hace, la esposa de 'Jacko' y madre de los futuros campeones de la pesca deportiva, Alejandra Mena, también disfruta de la modalidad, motivada por la alegría que en sus vástagos despierta el deporte de la caña y el carrete.

Con los futuros reyes de la pesca de altura.

Mañana, por cierto, Badillo fue convocado por la Universidad Americana de Acapulco a recibir un reconocimiento especial por la medalla de plata en el Mundial Big Game.

De acuerdo con la invitación, la ceremonia de entrega tendrá lugar en el auditorio Héctor Dávalos Rojas de la Universidad Americana de Acapulco como iniciativa de su comunidad académica y la Asociación de Posgraduados.

El evento, que iniciará a las 13:30 horas, representará un logro más para 'Jacko' después que, también a raíz de la plata mundialista, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aprovechó un foro público celebrado en Acapulco para extender especiales felicitaciones al pescador federado.

Bella postal familiar.
Jaime Badillo.
La pesca afianza más el amor en la familia.
Jaime es instruido en todo momento por su progenitor.
A emprender la navegación.
Cuando se ganó el subcampeonato nacional en Acapulco.
En el mar, y en familia, la vida es más sabrosa.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse