Descritos como una formación vegetal leñosa, densa, arbórea o arbustiva de uno a 30 metros de altura, los manglares se componen de una o varias especies de mangle y con poca presencia de especies herbáceas y enredaderas.

Interesante información publica en su sitio Conabio (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad) y consigna que las especies de mangle que lo componen son de hoja perenne, algo suculenta y de borde entero.

Conoza su ecosistema

Según el organismo, en México predominan cuatro tipos (Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Avicennia germinans y Conocarpus erectus) que pueden encontrarse 'formando asociaciones vegetales o en bosques monoespecifico'.

Los humedales costeros, en particular los manglares, 'brindan una gran variedad de servicios ambientales: son zonas de alimentación, refugio y crecimiento de juveniles de crustáceos y alevines'.

Foto: Pixabay

Esto permite -agrega la información- que sostengan gran parte de la producción pesquera y ser utilizados como combustible (leña).

Poseen, además, un alto valor estético y recreativo, al tiempo que actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y como barreras contra huracanes e intrusión salina.

Por si fuese poco, controlan la erosión y protegen las costas, así como mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico y contribuir en el mantenimiento de procesos naturales 'tales como respuestas a cambios en el nivel del mar'.

El organismo refiere que el hábitat mantiene procesos de sedimentación y sirve de refugio de flora y fauna silvestre, entre otros.

A pesar de la importancia de los manglares, su extensión a nivel global se ha reducido notablemente, afirma Conabio.

Se estima que en las últimas dos décadas se ha perdido aproximadamente el 35 por ciento de los manglares del mundo.

En nuestro país, los manglares han sido afectados principalmente por la tala o remoción que se ha llevado a cabo para abrir paso a las actividades agrícolas, ganaderas, acuícolas y turísticas.

A nivel mundial, México se ubica entre los países con mayor superficie de manglar, aunque hay discrepancia entre las estimaciones reportadas.

Otras particularidades

De acuerdo con la FAO3, en México, en el año 2000 los manglares ocupaban 440 mil hectáreas, cifra que contrasta con las cerca de 890 mil ha, que para la misma fecha reportó Semarnat.

Debido a que hasta 2005 no se contaba con estimaciones confiables de la velocidad a la que estaba cambiando el manglar en el país y no se conocían a escala nacional cuáles eran los factores que estaban provocando esos cambios, la Conabio inició el Sistema de Monitoreo de los Manglares de México (SMMM).

Su objetivo fue el de generar los conocimientos necesarios que incidan en las políticas públicas, para una mejor planeación y manejo de este ecosistema a nivel nacional.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse