Astuto y al acecho, un mero gigante sorprendió a uno de los pequeños tiburones cazones que comía plácida y deliciosamente los restos de un pez espada y se lo devoró en cuestión de segundos ¡de un bocado!

Investigadores de la Administración Nacional Océánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos grabaron el preciso instante en una escena que se volvió viral no solo en You Tube, sino en otras redes sociales.

Exploración en la profundidad

Los científicos del NOAA, en medio de su búsqueda de naufragios en el suelo oceánico, se toparon con un festín protagonizado por once tiburones, quienes comían gustosos de los restos de un enorme pez espada de más de 113 kilos aproximadamente.

De forma repentina, un mero gigante apareció en escena y engulló a uno de los pequeños tiburones conocidos como cazones. El momento fue filmado por el equipo de exploración submarina y compartido posteriormente en YouTube.

Cual depredadores, la dieta de los meros gigantes está compuesta principalmente por cangrejos y otros crustáceos, pero también son conocidos por devorar peces que se mueven lentamente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Gran pez vela atrapado por pescadores de Huatabampo, Sonora durante el 72 Torneo Internacional de Pesca Deportiva de San Carlos 2019

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

Los tiburones, sin embargo, figuran pocas veces en su menú, de ahí que esta grabación se haya viralizado en YouTube hasta convertirse en un espectáculo único.

Los científicos aseguran que el hambriento pez usó el explorador submarino del NOAA para cubrirse y estar en condiciones de sorprender a su presa en una demostración de habilidad y astucia para alimentarse de los animales más pequeños.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse