El michoacano Ricardo Pérez Pedraza cumplió con creces la petición especial de su pequeña hija Karol de querer verlo ganar y conquistó doble premio (la cuarta y última etapa y el campeonato absoluto) en el Máster Power Bass.

LEA TAMBIÉN: Nayarit, Aguascalientes y Nuevo León ganan Nacional Kayak

Cobijado por ese fraternal sueño que nunca olvidó, el oriundo de Zamora (Michoacán) capturó con buen promedio de longitud las cinco lobinas de la cuota reglamentaria del torneo efectuado en Jalisco y, al final, tuvo su recompensa.

Ricardo con dos pequeños hijos, Karol y Sebastián.

Su lobina de mayor talla fue de 18.75 pulgadas; la segunda, 16.25; la tercera, 12; la cuarta, 11.75, y la quinta registró 11.50, que lo condujeron a lo más alto del podio.

La competencia de pesca deportiva de lobina kayak, organizada por Jorge Castañeda, del grupo Pesca y Libera, constó de cuatro fechas: la primera (lugar: primero) y cuarta (lugar: primero) disputadas en Valle de Guadalupe, así como la segunda (lugar: tercero) en Tapalpa y la tercera en Chapala (segundo). Todo en Jalisco.

Una semana antes de la gran final, la hija de Pérez Pedraza, Karol, le pidió efusivamente que intentara ganar la competencia y, como respuesta, no solo le dio uno, sino dos premios que llenaron de alegría a la también apasionada de la pesca deportiva.

LEA TAMBIÉN: '¡Vivas, chócalas! Así se vivió Nacional de Kayak en Nayarit

Al campeón siempre le apoya su familia, su esposa Karen y otro hijo Sebastián, quienes, igual que Karol, se entregan apasionamente al deporte que practica Pérez Pedraza y no pierden tiempo en hacer lo propio.

Los éxitos del padre de familia no paran ahí, y es que también ha participado en el Iron Kayaker Clash, donde el pasado 27 de febrero se llevó un digno segundo lugar mediante una modalidad que últimamente ha despuntado mucho: virtual.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Karen, en la presa Calderón, en Jalisco.
 
 

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

 
 
 
Karen, una kayaquera apasionada, esposa de Ricardo.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse