Acostumbrado a los más grandes piques de picudos, el jalisciense César Pérez volvió a exhibir sus dotes de afortunado pescador al capturar en aguas del Pacífico un marlin negro de 500 libras.

El reconocido pescador, múltiple triunfador en las más importantes competiciones de pesca deportiva de altura en el país, entre ellas el Internacional de Huatulco disputado en mayo pasado, no dudó en compartir orgulloso su más reciente captura.

Atrapado con barrilete vivo como carnada efectiva, el picudo representa uno de los más grandes capturados por Pérez, quien, a bordo de la embarcación Nikypao, de la que fue su capitán, lidió con el ejemplar durante 25 minutos hasta que se ahogó y murió, contra su objetivo.

Con Pérez viajaron sus inseparables marineros José Luis y Marcos, quienes aportaron su talento y coraje deportivoa en un valeroso esfuerzo que fructificó en la conquista de uno de los peces rey de la pesca deportiva.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse