Un total de 645 ejemplares se capturó en Panamá durante un torneo de pesca para atrapar al pez león (Pterois volitans), un animal carnívoro capaz de limpiar hasta el 90 por ciento de un arrecife.

La competición -según difunden medios- se realiza desde 2015 para aminorar la problemática o amenaza que el pez león representa para los ecosistemas marinos.

Este animal -agrega la información- 'carece de depredador natural al ser originario del océano Indico y del Pacífico Occidental y que al Caribe llegó aparentemente de forma accidental'.

¿De qué se alimenta?

Conocedores revelan que el pescado se alimenta de pequeños peces, moluscos y crustáceos, y pueden comer hasta 30 peces por hora, principalmente especies de interés comercial en la región, como roncadores, róbalos, pargos y langostas pequeñas.

El pasado fin de semana, la Asociación Panameña de Pescadores y Productores Agrícolas de Tierra Oscura (Apapescato) organizó lo que dio en llamar el Primer Torneo de Captura de Pez León de 2019, donde la comunidad de San Cristóbal, en la comarca Ngäbe Buglé, recibió a los competidores, en su mayoría buceadores de las comunidades cercanas.

Medios -como La Estrella de Panamá- revelaron que en la jornada participaron cuatro lanchas a motor y dos cayucos a remo, que capturaron en total 645 peces. El ganador atrapó 184 peces y se alzó con la primera copa rotativa de San Cristóbal.

El pez león es de rápida reproducción ('las hembras desovan de 15 a 30 mil huevecillos o más, cada cinco días o menos') y ha demostrado ser de fácil adaptabilidad ('diferentes niveles de profundidad, ecosistemas y condiciones ambientales') y muy agresivo al buscar su alimento.

Se sabe que tienen una toxina entre sus espinas que utilizan para neutralizar a sus presas y es altamente dolorosa para el ser humano.

La única forma de disminuir su efecto es la utilización de agua caliente, se citó.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse