Una treintena de bañistas heridos dejó el inesperado ataque de peces carnívoros en el río Paraná -el segundo afluente más largo de Sudamérica-, en la provincia de Santa Fe, en el noreste de Argentina. El hecho conmocionó.

LEA TAMBIÉN: El pez carnívoro de apetito insaciable

Los lugareños se encontraban plácidamente en la laguna Setúbal, en la costanera Este de la capital santafesina, sin imaginarse que su pasatiempo sería interrumpido en cuestión de segundos al aparecerse estos peces, que se ve favorecida por las temperaturas sofocantes y el agua tibia.

Autoridades y medios locales reportaron que el ataque se produjo por peces palometas -pertenecientes a la misma familia de las pirañas-, que se trasladan en cardúmenes y optan por las zonas de aguas bajas para alimentarse. Se trata de un pez grande y muy voraz que, de acuerdo con el sitio El Universo, tiene dientes muy afilados con un gran poder de corte.

LEA TAMBIÉN: Río Paraná se encoge, ¿ciclo natural o cambio climático?

El río Paraná es un gran río del centro-este de Sudamérica que fluye en direcciones sur, este, sudoeste a través de Brasil, Paraguay y Argentina. Tiene una longitud de 4 mil 880 km que lo sitúan como el segundo río más largo de Sudamérica -tras el Amazonas- o el 14º más largo del mundo.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Entre los heridos tras el ataque de los peces carnívoros se encuentra una menor de edad, quien, al perder un dedo del pie, debieron someterla a un injerto en el quinto metatarsiano.

Los otros bañistas que fueron sorprendidos por los voraces ejemplares también sufrieron lesiones en pies y manos, pero de menor gravedad.

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Sergio Berardi, citado por el medio local Aire de Santa Fe, señaló que el hábitat de la palometa es la laguna, y que la falta de caudal y la alteración por las altas temperaturas 'hace que el cardumen se vuelque a la costa y, por eso, se dan casos tan seguido'. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse