Internado en lo que se conoce como el paraíso escondido, Ixtapa Zihuatanejo, el siempre bonachón Adolfo Virrueta disfrutó de una grandiosa pesca deportiva, cuyas bellas postales captó antes de que se decretara oficialmente la cuarentena por el coronavirus (Covid-19).

También podría interesarle: Catch and release en Ixtapa Zihuatanejo, ¡así se vive! 

Turistas locales y extranjeros, a bordo de la legendaria Dos Hermanos, se congraciaron tras las facinantes travesías en el litoral guerrerense de la que emergieron en racimos no solo peces vela y gallos, sino pargos, sierras, jureles, pargos y pámpanos en una enriquecedora experiencia.

 ¡Disfrute las imágenes!

Una jubilosa pescadora con un agujón. Foto: Cortesía

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse