Pesca deportiva en Ensenada con Carlos González derivó en la captura de un enorme calico (especie de cabrilla, kelp bass)) que no tardó en editarlo en un video y compartirlo como una enriquecedora retroalimentación dentro del mundo marino.

LEA TAMBIÉNAtrapar y cocinar: pesca de corvina y calicos

'Fue una mañana muy lenta, con olas altas, aire, pocas capturas, pero aún así estuvo muy divertido y salió un muy buen calico con plástico de cuatro pulgadas', narró González, representante de Baja Kayak Fishing.

Pese a lo exitosa y placentera que, al final, resultó, la pesca no estuvo exenta de un percance. Y es que la jornada empezó con un accidente luego que un amigo de González se resbaló en la rampa al momento de entrar y terminó con la rotura de un brazo que requirió hospitalización y cirugía.

'Fue un día de pesca corto, pero muy corto. El (presente) video no le hace justicia al calico, y sobre todo a las olas, estuvieron altas', externó.

Visite el canal de YouTube de Big Fish y dele CLICK AQUÍ

Ese día, en el 'charco' de Ensenada, cayeron varios kelp bass, pero ese calicosaurio de cinco kilogramos fue el más grande del día. 'En el video le estimamos unos cinco kilogramos. Desafortunadamente no llevaba báscula, pero al final lo que importaba fue la pelea que dio y se ganó su liberación'.

LEA TAMBIÉN: Día de pesca en Ensenada: prenden dos Bluefin tunas

González, con su experiencia de diestro pescador, consideró que el calico es un pez que crece muy lentamente y, de antemano, se sabe que ese pez tiene muchos años de vida.

Después del accidente, González siguió su pesca con dos amigos más y, enseguida, alcanzó a otros tres compañeros que habían emprendido navegación antes que pasara el percance. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse