Tres personas fueron detenidas por la Guardia Civil de Cantabria luego de practicar pesca submarina en Punta de Ballena de Sonabia, una zona de especial protección en que está prohibida la práctica del submarinismo.

LEA TAMBIÉNRemmy: el chico que pescó un robalo ¡con los ojos cerrados!

¿Saldo decomisado? La información oficial revela que, tras la detención, se aseguraron siete pulpos, nueve sargos y ocho durdos que se entregaron a un centro benéfico de la localidad.

Cantabria es una comunidad autónoma española uniprovincial definida como comunidad histórica en su Estatuto de Autonomía. Limita al este con el País Vasco, al sur con Castilla y León, al oeste con el Principado de Asturias y al norte con el mar Cantábrico. La ciudad de Santander es su capital y localidad más poblada.

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER DE BIG FISH

La aprehensión ocurrió cuando, ante un servicio preventivo contra la pesca furtiva en esa zona, los agentes vieron a un hombre en plena práctica de pesca submarina sin la boya de señalización y con un gran número de especies capturadas.

Cuando la Policía se acercó, el hombre se aproximó a tierra y entregó el fusil de pesca submarina cargado para después huir a nado. En la huida, se deshizo de su cinturón con plomos y las capturas.

SUSCRÍBASE AL CANAL YOU TUBE DE BIG FISH

Mientras trataban de seguirlo por tierra, los agentes se encontraron con otras dos personas que acababan de salir del agua con el equipamiento completo de pesca submarina y una bolsa que contenía un pulpo, tres sargos y dos durdos, y también se procedió a su detención.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse