El pescador submarinista, Remmy Viniega, volvió a tener una agraciada cosecha, esta vez con buenos pargos, cuyas imágenes en las que aparece en plena convivencia con amigos no dudó en compartir en sus redes sociales.

LEA TAMBIÉN: Remmy: el chico que pescó un robalo ¡con los ojos cerrados!

'De nuevo en las andadas en la fishing time no hay mucha pesca pero salieron los pargos y Jureles de csstilla y pues hay para estos momentos de Sashimi y zarandeado y convivencia andaba un paparazzi que no se le pasaba nada. Quién quiere un viaje igual?', posteó en su publicación.

De nuevo en las andadas en la fishing time no hay mucha pesca pero salieron los pargos y Jureles de csstilla y pues hay...

Publicado por Remmy Viniegra en  Sábado, 3 de abril de 2021

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Remmy Viniegra (izquierda). Foto: cortesía

Viniega es un sobresaliente pescador deportivo que, en sus inicios, llegó a capturar un robalo ¡con los ojos cerrados! y desde entonces su talento fue cada vez depurándose hasta convertirse en una figura de la especialidad no solo en natal Baja California Sur, sino en México.

Habituado -hasta entonces- en la pesca a mano desde orilla, el joven no imaginaba que un día agarraría un arpón para ya no voltear al pasado y empezar una nueva vida en la pesca submarina, esa modalidad que entraña intrepidez, capacidad, arrojo.

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Imponente ejemplar.

Aquel día cuando pescó el robalo de manera singular (con los ojos cerrados), el pescador de orilla -que tenía ya cierto tiempo en Cabo San Lucas, donde actualmente radica después de criarse en el pueblo pesquero llamado Punta Abreojos, en Baja California Sur- recibió prestado un arpón, le disparó a unos robalos y, ¡con los ojos cerrados!, atrapó uno de ellos. Era su primer ejemplar con este aditamento y, por ende, su inimaginado, aunque a la vez flechado ingreso al mundo del submarinismo, y ya lo demás correría por su cuenta. 

Remmy Viniegra halló en la pesca submarina su gran pasión.

Lo que más prendió a Viniegra no fue tanto el robalo -pez trofeo en la pesca deportiva- de 12 kilogramos, sino la fascinación y sensación que sintió en su cuerpo al sumergirse en el agua y coger el arpón.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse