Muchos dicen que el factor suerte y otros que el de las habilidades juega un papel preponderante a la hora de pescar. El caso es que son encontradas las posturas en un tema de mucha tela de donde cortar.

Pero, ¿por qué hablar de suerte?

Hay quienes, como Aarón Caterina, en su blog de pesca, reniega de esa palabra. “Si fuese así (el de la suerte), tal vez sería mejor cambiar de afición e irnos al casino a apostar”.

Polos opuestos

La divergencia en opiniones van en el sentido de que muchos creen que el éxito de un pescador recreativo o deportivo es fortuito y otros que consideran que en la pesca todo se trata de patrones donde la suerte es resultado de una condición ya sea climática, por territorialidad o comunicación.

La pesca, ¿suerte y destreza? Un gran dilema. Foto: Pixabay

Pero para Caterina, en la pesca no todo es suerte, sino todo lo contrario. “Yo diría que es un 75 por ciento de habilidad y el restante 25 por ciento de suerte. Y los profesionales lo saben; competidores, guías o capitanes de embarcaciones”.

Para él -y así lo sintetiza en su publicación-, la habilidad se resume a la experiencia y conocimiento que con el tiempo se adquiere en materia de colores, acción, señuelos, carnadas, velocidad de recogida, temperatura, oxigenación, mareas, disponibilidad de alimento, sitios, relieves marinos y acuáticos en general.

Pero aclara: “No quiero decir tampoco que la suerte no sea un factor; es decir, la aleatoriedad en función del momento, sitio y tiempo que pescamos, sino tan solo un factor”.

Y se pregunta: “Te has preguntado alguna vez por qué otros pescadores siempre tienen 'más suerte' que tú? Si es así, entonces, tal vez no sea cuestión de suerte”.

Una postura contrastante

Postura distinta tiene el joven campeón mundial de pesca, Josep Segura, originario de Puçol, quien en octubre de 2008 se alzó con el título en el campeonato celebrado en Castelldefels (Barcelona), cobijador por la selección de España.

-¿Existe alguna fórmula especial para ser buen pescador?, se le preguntó entonces.

"El pescado cada vez come de una manera y el mar te dice cómo se puede pescar". Foto: Pixabay

”Podemos decir que la pesca es un 50 por ciento de suerte y el 50 restante, habilidad. Es una mezcla porque el mar está ahí, pero tú no sabes lo que hay debajo. El pescado cada vez come de una manera y el mar te dice cómo se puede pescar”.

Expresa que, en su experiencia, la paciencia juega un papel clave porque a la pesca hay que dedicarle muchas horas.

“Los buenos pescadores dicen que hay que saber leer el mar. Mucha gente lo que suele hacer antes de la competición es ponerse en el lugar que le va a tocar y mirar el mar. Por ejemplo, donde puedes tener una poza de agua profunda, allí es más fácil conseguir pescado. Todo esto, lo va enseñando la experiencia”.

También podría interesarte: