Internado en lo que se conoce como el paraíso escondido, Ixtapa Zihuatanejo, el siempre bonachón Adolfo Virrueta no podía despedir 2019 con una grandiosa pesca deportiva, cuyas bellas postales de Fin de Año quedarán para la alegría y posteridad. 

Turistas franceses y estadounidenses, a bordo del Dos Hermanos, se congraciaron tras las facinantes travesías en el litoral guerrerense de la que emergieron en racimos no solo peces vela y gallos, sino pargos, toros y robalos en una enriquecedora experiencia.

Y, como no se puede despedir 2019 y recibir 2020 sin una genial pesca deportiva, el campechano Virrueta no dudó en compartir esta oportuna fotogalería que plasman cuán bello es la práctica del deporte de la caña y el carrete.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse