El primer marlin negro (Istiompax indica) de la temporada en Mazatlán terminó enganchado hoy por Mauricio González, de Ciudad Juárez, durante una jornada que rompió todas las expectativas: ¡pesó 490 libras!

LEA TAMBIÉNPesca deportiva en Mazatlán con brasileños y mexicanos

Desde que el bote One Life -al mando del mazatleco Reynaldo Aragón- zarpó del muelle nueve de Marina Mazatlán, la familia González intuyó que una buena pesca daría alegría a la navegación y el vaticinio no tardaría en comprobarse tras prender el black marlin, una de las especies de marlines más rápidas que se hallan en aguas tropicales y subtropicales de los océanos Índico y Pacífico.

Reynaldo Aragón con su pequeño hijo. Fotos: cortesía

Uno de los visitantes procedentes de Ciudad Juárez (Chihuahua), Mauricio González, tuvo la suerte y osadía de prender el animal apenas escuchó el rechinar del carrete. Entonces empezó la odisea, la emoción, la pelea incesante. Todo acabó para el marlin negro en una hora con 10 minutos cuando fue subido a bordo.

LEA TAMBIÉNPesca entre 'cuates' termina con enorme marlin negro

La historia empezó puntualmente a las seis de la mañana. Poco más tarde, a las 06:52, amaneció en Mazatlán, puerto sinaloense que tuvo su primera bajamar (marea baja) a las 01:55 horas y la segunda a las 13:40. La pesca estaba en su punto álgido. A las 08:45 se registró la primera pleamar (marea alta) mientras la navegación emprendía la travesía mar adentro. 

Capitán y tripulación. 

De momento, tras consumar la pesca a 27 millas náuticas de Mazatlán, la tripulación estimó que el picudo pesaba 470 libras, pero una vez que llegó la marina fue subido a la báscula y ya no hubo dudas del peso: ¡490 libras (222 kilogramos)!

LEA TAMBIÉNTexano atrapa y libera gran pez vela en Mazatlán

Además de Aragón y su hijo, quienes llevaron a la familia González a experimentar fabulosa pesca, viajaron Ricardo Quintero y Alejandro Velázquez, y también fueron parte del exitoso equipo.

Así terminó la captura de lo que fue el primer marlin negro de la temporada en Mazatlán, que servirá de acicate (y reto) para el resto de los pescadores deportivos en sus planes de viajar esta semana por el Pacífico.

La alegría a flor de piel con el marlin negro.
Reynaldo Aragón jr.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse