Fuertes sanciones que van de cinco a 15 años de prisión y el equivalente de 3 mil a 6 mil días de multa económica se impondrán a quien capture, distribuya o comercialice totoaba (Totoaba macdonaldi), la llamada 'cocaína del mar' que se encuentra en peligro en extinción, justamente por su pesca ilegal.

LEA TAMBIÉN: Hasta 8 mil dólares el kilo de buche de totoaba en Asia

El Partido Verde en el Senado de la República celebró la aprobación de las penas, que viene paralelamente a proteger la vaquita marina (Phocoena sinus), otro ejemplar que, a causa del furtivismo, está en constante amenaza y en riesgo de desaparición.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Orillada a la pesca ilegal, la totoaba es el pez más grande del Alto Golfo de California, único en la región, cuyo buche es llevado en contravensión con la Ley al continente asiático para ser vendido en precios exorbitantes, algo así como el equivalente a 8 mil dólares (165 mil 429 pesos), según Profepa.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) destacó que la ilegalidad en la captura de la especie 'ha ocasionado un decremento en su población de forma alarmante hasta acercarla peligrosamente a su -casi- extensión' en su lugar endémico en México.

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Los legisladores ecologistas advirtieron, como lo ha hecho el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA), que de no erradicarse la pesca ilegal de totoaba, la vaquita marina quedará extinta dado que en la actualidad sólo quedan alrededor de 15 especímenes.

La reforma aprobada protege a la marsopa más pequeña del mundo, especie que queda atrapada en las redes de enmalle o agalleras utilizadas para capturar totoaba, y que son abandonadas por los pescadores ilegales en el Área de Refugio de la vaquita marina.

La vaquita es una especie rara de marsopa que desde 1996 se considera en peligro crítico de extinción, reporta el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Y, para fines de 2019, gracias al nacimiento de tres ejemplares, quedarían en su hábitat unos quince animales, según los datos del recién publicados por el comité científico de la Comisión Ballenera Internacional.

La pesca ilegal de la totoaba se atribuye a que en Asia la vejiga natatoria (buche) 'es utilizada como alimento gourmet' y se le atribuyen diversas propiedades afrodisiacas, curativas y de salud, tanto que su precio es muy alto en Asia, cantidad imposible de obtener en la pesca legal.

'La problemática radica en que esta especie es capturada ilegalmente para obtener su vejiga natatoria, también llamado buche, y ser llevado en contravención con la ley al continente asiático para ser vendido en precios exorbitantes', afirma la dependencia federal.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse