Apoyado por otras dependencias y organizaciones no gubernamentales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente detectó y recuperó 16 redes de enmalle de las llamadas totoaberas.

La información oficial permite saber que, 'con luz de malla superior a las 10 pulgadas', la dependencia efectuó la recuperación durante un operativo marítimo al sur de San Felipe, Baja California, en la región de la bahía de San Luis Gonzaga.

¿Dónde, cómo?

Nueve de estas redes fueron ubicadas en recorridos marítimos a bordo de embarcaciones de superficie de la Secretaria de Marina (dos patrullas interceptoras y una oceánica), de acuerdo con la información.

Las otras siete se recuperaron en el marco del Programa de extracción de redes abandonadas o fantasma 'a bordo del buque Farley Mowat de la organización Sea Shepherd'.

La extensión total de estas 16 artes de pesca -informó Profepa- 'supera los 5 mil metros de longitud, mismas que, además de ser ilegales, dejarán de incidir de manera negativa en las especies marinas protegidas de la región'.

Las redes con luz de enmalle de diámetro mayor a seis pulgadas están prohibidas 'porque afectan de modo incidental a diversas especies de mamíferos marinos, como la vaquita, así como a tortugas marinas y otras especies, que queden atrapados en ellas.

De hecho, en una de las redes retiradas quedaron atrapados un lobo marino y una totoaba, ambos sin vida, a los que se les dio destino final en el mismo sitio

La bahía de San Luis Gonzaga se localiza al sur de San Felipe, municipio de Mexicali, en los límites del Área Natural Protegida del Alto Golfo de California.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse