Por segunda ocasión en menos de un mes, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) fue agredido por tripulantes de dos embarcaciones menores (pangas) tras ser sorprendidos en plena pesca ilegal en Alto Golfo de California.

También podría interesarleRescatan ballenato en bahía de Santiago, Manzanillo

La información oficial refiere que los pescadores fueron sorprendidos 'realizando pesca ilegal en el Área Natural Protegida de la Reserva de la Biósfera del Alto Golfo de California, al interior del Refugio para la protección de la vaquita marina'.

Recorrido de vigilancia

Personal de Profepa viajaba a bordo de la embarcación Farley Mowat, de la organización Sea Shepherd Conservation Soceity, cuando se reportó el incidente, según la información oficial.

Los 'condenables hechos' (así lo calificó Profepa) ocurrieron 'mientras se hacía un recorrido de vigilancia en coordinación con servidores públicos de otras dependencias e instituciones, integrantes del Comité de Operación Interinstitucional donde participan elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), La Guardia Nacional y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp').

En torno de las dos pangas sorprendidas se reunieron más de 20 embarcaciones menores, agrediendo, azuzando, primero verbal y luego física, buscando detener las acciones de la autoridad para reprender la pesca ilegal

De inicio -agregó Profepa-, los pescadores arrojaron a los inspectores plomos de las redes. Luego, bombas Molotov. Pese a lo anterior, tras una persecución inicial se optó por evitar la confrontación, no sin antes dar aviso a la Semar del hecho, que arribó al sitio a brindar seguridad a bordo de la Patrulla Interceptora 1411.

A su vez, a bordo del buque Sharpie de la citada Organización, también se intentó invitar a los pescadores a retirarse, y fueron también agredidos

Se resalta que en esta participaban poco más 15 tripulantes de la organización, dos infantes de Marina, dos integrantes de la Guardia Nacional, uno de Conapesca y un inspector de la Procurduría.

Profepa alertó que 'llama la atención que, en esta nueva agresión en contra de quienes vigilan y recorren la zona señalada', ahora los agresores se hagan acompañar de menores de edad y que, desde las pangas, arrojen bombas Molotov con el propósito de quemar las embarcaciones de la autoridad.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse