Orgullosamente miembro de Los Aferrados Team, Rizieri Kalid Herrera Sánchez es una verdadera estampa de la pesca deportiva en Ensenada, habituado a la modalidad de superficie lo mismo desde las rocas que a bordo de una embarcación.

También podría interesarleEnsenadenses tienen gratificante convivencia

De 37 años, este pescador ha dedicado los últimos ocho a la fascinación que entraña el deporte de la caña y el carrete, y lo ha hecho siempre motivado y dispuesto a aprender los más intrincados secretos, que resultan seductores, vivificantes.

El rockod, una especie que se da en las aguas templadas del Pacífico.

Postal de Baja California

Como en Ensenada no hay 'mucha especie de orilla de playa', su afición no se centra en la pesca playera, sino a bordo de embarcaciones con excelente precisión y resultados de grandes capturas.

Normalmente pesca con señuelos, aunque le mete carnada cuando practica la modalidad de fondo o cuando tuvo la osadía y suerte de atrapar una enorme mantarraya de 40 kilogramos o los fantásticos rockods, una especie que se da en las aguas templadas del Pacífico.

Con una mantarraya de 40 kilos.

También podría interesarle: Pura Vida 1 presume a su campeón, Reynaldo Flores

Justamente una matarraya de 50 kilos, en Ensenada; una garropa cola de escoba (15 kilos), en Punta Abreojos, en Baja California Sur, y un jurel de 11.500 kilos, también en su natal, forman parte de su repertorio de los peces más grandes capturados por él.

De logros se destaca un tercer lugar en un torneo playero, un primero de La Golona (la más grande lobina) en la presa Abelardo L. Rodríguez, en Tijuana, y muy aceptables actuaciones en el Campeonato Pesca La Baja, en el que solo en una ocasión, en San Quintín, no compitió.

rockod
El día cuando se llevó La Golona.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse