Perteneciente a una familia que conforma aproximadamente una veintena de géneros, el mero es un pez perciforme de nombre científico Epinephelinae, cuya madurez sexual alcanza a partir de los cinco años.

Pero, ¿sabía que esta especie es hermafrodita, es decir, que posee los dos sexos?

De acuerdo con el sitio hablemosdepeces.com, el ejemplar cambia de sexo (de hembra a macho) poco después de cumplir los diez o 12 años. ¿Interesante, qué no?

Cuando es sexualmente maduro -agrega la fuente- se agrupan en zonas reducidas para reproducirse a unos 15 a 30 metros de profundidad y desovar en los arrecifes.

¡Conózcalo!

Este pez -de aspecto fuerte con su mandíbula inferior que sobresale de la superior- es de color marrón con algunas manchas blancas, solo que esta tonalidad -añade el portal- puede cambiar en función de alguna situación que el pez presente: una de ellas puede ser cuando se encuentre en medio de dos aguas y su tono marrón sea más uniforme.

Igual que otros peces, los meros albergan parásitos, incluidos digeneans, nematodos, cestodes, monogeneans, isópodos y copépodos, según la descripción.

Y es que un estudio llevado a cabo en Nueva Caledonia ha demostrado que los arrecifes coralinos asociados con grupos de 10 especies de parásitos por especie de peces, las especies de Pseudorhabdosynochus, monogeneans de la familia Diplectanidae son típicas y especialmente numerosas en los meros.

Se sabe que existen muchas especies distribuidas en derredor de los mares cálidos y tropicales, una de ellas es el de Epinephelus marginatus, conocida como Garopa, Mero o Chernia Marrón, que pertenece a la familia Serranidae.

Esta especie -detalla el sitio- mide entre los 140 a los 150 centímetros de largo con un peso promedio de 60 kilogramos y una boca grande con labios prominentes que lo distinguen especialmente de otras especies.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse