Una ballena fue rescatada hoy entre centenares de cadáveres de cetáceos, con lo que son 110 los animales que han sobrevivido a un masivo varamiento sin precedentes en el sur de Australia.

LEA TAMBIÉN: Ballenas piloto: socorristas lidian dura batalla

Un total de 470 ballenas-piloto quedaron varadas desde principios de semana en una zona lejana de Tasmania y generó un descomunal esfuerzo humano para salvar al mayor número de estos mamíferos.

Foto: AFP

Es 'absolutamente extraordinario' que otra ballena haya sido encontrada con vida seis días después de que se produjera el masivo encallamiento, según una portavoz del departamento de Tasmania de medio Ambiente.

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER DE BIG FISH

La portavoz precisó que el animal pude ser llevado de vuelta a las aguas.

Después de varios días en aguas heladas en medio de los gritos de cientos de ballenas piloto que morían en una bahía de la isla de Tasmania, un centenar de socorristas empezaron el viernes a evacuar los cadáveres de los cetáceos.

Foto: AFP

Con más de 300 cadáveres en una zona de 10 kilómetros, las autoridades procedieron a desplazarlos y a devolver sus restos al mar.

Con grandes esfuerzos, 110 de los 470 animales encallados en el puerto de Macquarie, en Tasmania, pudieron ser salvados por unas 100 personas, incluyendo especialistas en protección ambiental y voluntarios entrenados

Las ballenas piloto pueden tener hasta seis metros de largo y pesar una tonelada.

Pertenecen a una especie conocida por ser particularmente sociable y algunos animales se resistieron a los esfuerzos de los socorristas y trataron de no abandonar a sus familias después de ser liberados, lo que los llevó a quedar atrapados por segunda vez. 

Las razones por las que los cetáceos a veces se encallan en masa de esta manera siguen siendo un misterio, incluso para los científicos que llevan estudiando este fenómeno desde hace décadas. 

(Fuente: AFP)

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse