Gracias a su coloración plateada con numerosas manchas pardas, aspecto alargado y suavidad en su carne, el pez sierra es colocado como parte de la tradición en la cocina y dentro del gusto de muchas de las familias mexicanas.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca), el también llamado pez azul es una especie que habita en litorales tropicales y se puede encontrar en las costas del océano Pacífico y el Golfo de México.

Tres estados destacan en producción

Según datos del organismo, la sierra tiene producción en los 17 estados costeros del litoral mexicano con tres estados al frente: Veracruz, Campeche y Tabasco.

Su consumo es especialmente importante en la etapa infantil, durante el embarazo o la lactancia

Este pez llega a medir entre 35 y 40 centímetros al alcanzar su madurez y pesar alrededor de 2 kilos, lo que permite aprovechar su carne, que es portadora de nutrientes como minerales, vitaminas A y B, así como proteínas y grasas naturales que permiten contribuir al desarrollo del cuerpo.

Debido a la versatilidad de su sabor -refiere Conapesca-, este pez sierra está convertido en un pez de fácil preparación, muy preferido por muchas amas de casa y en restaurantes para preparar ceviche.

También se puede cocinar al vapor, en caldo, asado, a la plancha, frito, o empanizado.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse