Ninguna alteración importante en los órganos de los peces muertos en el lago del Bosque y Zoológico de la Ciudad de Mexicali se encontraron tras los análisis de la necropsia por parte del Instituto de Investigaciones en Ciencias Veterinarias de la UABC,

El patólogo veterinario Alfonso de la Mora -según publica La Voz de la Frontera- explicó que, desde la tarde del pasado miércoles, culminó el análisis microscópico de los peces muertos, cuyo estudio consistió en muestras representativas de sus órganos y tejidos "con el fin de percatarse si hubo cambios que sugirieran que hayan fallecido por algo tóxico o infeccioso".

¿En qué consistió el estudio?

De acuerdo con la información, a los especímenes que fueron recolectados el mismo día del hallazgo "se les revisó en qué condiciones tenían respecto a sus masas musculares, reservas de grasa y si hay indicios de que hayan estado en una situación no propicia en su medio ambiente".

“Lo que sí puedes concluir en base a esos hallazgos, que fue un cambio muy súbito que comprometió la disponibilidad de oxígeno que pudieron haber sido cambios de temperatura, cambios con la entrada de ciertos contaminantes o de materia orgánica muerta”.

El experto en salud animal abundó que es necesario conocer los resultados que arrojaron las muestras tomadas por la Comisión Nacional del Agua y de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali, lo que permitirá llegar a una conclusión de lo que causó la muerte de los peces.

Abundó que si se cambia el ambiente en donde viven los peces de manera súbita y si todas las variables que son indispensables para que sobrevivan se ven comprometidas "pueden conjuntarse las condiciones para propiciar la muerte de los ejemplares".

 

Es importante conocer si es que pudieron haber sido arrastradas aguas negras al lago del Bosque, por lo que es necesario complementar la información con los resultados del análisis del agua.

Este tipo de incidentes, en donde resultan muertos los peces, se asocian fuertemente a los cambios súbitos en la temperatura del agua, los cuales suelen ser eventos aislados.

Nada fácil

“Esto se reporta en todo el mundo, no es  demasiado fácil controlarlo”.

También es necesario conocer si hay una entrada de agua externa y si se tiene alguna forma de controlar el agua que ingresa ahí.

Entre algunas de las especies recolectadas para su análisis destacan bagre, mojarra, sardinas y carpas y en todas se repitió el mismo patrón en el que se cree que fue la falta de oxígeno lo que ocasionó la muerte de los peces.

También podría interesarte: