Acorde con la política del gobierno de México de brindar atención a los productores pesqueros y acuícolas que 'no han tenido acceso a los apoyos gubernamentales', la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) ejecutó modificaciones a las Reglas de Operación 2019.

En el marco de las reuniones técnicas encabezadas por el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, el titular de la Conapesca, Raúl Elenes Angulo, informó que, con el objetivo de lograr un nuevo enfoque del ejercicio gubernamental para el sector, el Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola tuvo cambios en la aplicación de recursos y criterios de dictaminación para facilitar el acceso a los apoyos a los productores pesqueros y acuícolas.

Se informó que este programa tiene asignado un presupuesto de mil 159 millones de pesos.

Lo que se ventiló

En las mesas de trabajo simultáneas que se abrieron con funcionarios de la Sader y la Conapesca, se informó que en lo que, corresponde al Subcomponente Modernización de Embarcaciones Menores será obligatorio la sustitución de motores a cuatro tiempos 'dado que consumen menos gasolina y son más amigables con el medio ambiente'.

También se detalló que en el Subcomponente de Obras y Estudios se incrementó en ciento por ciento el monto de apoyo para desazolves, al pasar de 10 millones de pesos a 20 millones.

Elenes Angulo explicó que para el Subcomponente de Bienpesca el monto de apoyo directo para pescadores se aumentó de siete mil pesos a siete mil 200 y este año se ampliará el número de beneficiarios.

Estos recursos comenzarán a dispersarse a finales de este mes, previo a la intensificación de las actividades de los productores

“En caso de fenómenos naturales o contingencia declarada se podrá incrementar el porcentaje de los montos de apoyos hasta en 90 por ciento para pequeños productores”, subrayó.

En mesas de trabajo se presentaron diagnósticos de los sectores pesqueros y acuícolas.

Como parte del análisis del estatus actual del sector que se realiza en este recorrido de trabajo, se diagnosticó que la actividad acuícola tiene carencias de normatividad, asistencia técnica y planes de manejo; costos elevados de insumos y materia prima; crecimiento asimétrico; falta de certidumbre para la inversión e incertidumbre en torno al uso de agua y tenencia de la tierra.

Se destacó el trabajo que se realiza para lograr una solución integral que frene la pesca ilegal, no declarada y no documentada que se encuentra en niveles superiores al 40 por ciento. Por ello, se detalló, se reforzaron las estrategias en materia de inspección y vigilancia, de acuerdo con la normatividad pesquera y acuícola.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Carajos Fishing Team, de Culiacán, digno protagonista en el Big Fish de Topolobampo 2019

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

En lo que respecta al ordenamiento pesquero y acuícola, se reportó que en lo que va de la actual administración se entregaron 72 permisos de acuacultura de fomento en 14 estados del país y tres títulos de concesión para acuacultura comercial en los estados de Baja California y Baja California Sur.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pesca deportiva en su máxima expresión #Bigfishtopolobampo 2019

Una publicación compartida por Big Fish (@bigfish_mx) el

En las reuniones y mesas que se realizan en la Conapesca participan, por la Sader: la titular de la Unidad de Administración y Finanzas, Débora Schlam Epelstein, el coordinador general de Delegaciones, Ramón Osuna Quevedo, el abogado general, Francisco Conzuelo Gutiérrez, y el director general del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), Pablo Arenas

(Fuente: Conapesca)

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse