Pese a ser considerado el depredador más grande del océano, el tiburón blanco (Carcharodon carcharias) vive 'aterrorizado' por otro ejemplar más voraz, la orca, según versiones publicadas en medios y atribuidas a científicos.

Las mejor conocidas como ballenas asesinas -agregan conocedores- 'son la pesadilla del tiburón blanco gigante y su comportamiento lo demuestra'.

Y se refiere que 'el máximo depredador del mar ha sido desplazado y se ha transformado en una presa'. Suena interesante, ¿qué, no?

Tiburones huyen de las orcas

En una investigación de la revista Nature, los científicos encontraron que los tiburones huyen de las orcas 'cuando éstas se acercan a un santuario marino cercano a San Francisco, las Islas Farallon, y se ausentan del lugar hasta la siguiente temporada de caza'.

La Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca), dependiente de Sader (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural) describe al tiburón blanco 'con dientes grandes, aserrados, de forma triangular y ancho'.

Las orcas pueden nadar tan veloces como los tiburones blancos, pero la diferencia está en su tamaño: son más grandes y pesadas.

Las orcas también se alimentan de los hígados de los tiburones y se desconoce si acosan a los tiburones de las Islas Farallon para alimentarse.

De acuerdo con Tiburonpedia.com, los tiburones blancos se caracterizan por su cuerpo fusiforme y gran robustez, en contraste con las formas aplastadas que suelen lucir otros tiburones. Su morro es cónico, corto y grueso. Y la boca, muy grande y redondeada, tiene forma de arco o parábola

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse