Trágica muerte tuvo el futbolista alemán Eric Birighitti, de 21 años, luego de ser devorado por varios tiburones blancos que lo cazaron al caer a las aguas en Twilight Beach, Australia.

Medios locales difundieron que el atleta paseaba junto a sus amigos por una zona rocosa de la playa Twilight Beach cuando de repente se resbaló y cayó de un acantilado. Los amigos del joven hicieron todo lo posible por rescatarlo, pero fue en vano.

Parcialmente devorado

El cuerpo del prometedor futbolista -que militaba en el equipo del St. Thomas Aquinas College, conjunto estadounidense de Nueva York- fue rescatado varios días después del accidente y estaba parcialmente devorado por el ataque de los tiburones.

Los Hasting Broncos de Nueva York, antiguo club del jugador alemán, publicaron un comunicado en sus redes sociales para lamentar la muerte de su futbolista:

'Eric jugó durante la temporada 2016-2017 con los Hasting Broncos y ganó un premio nacional con el equipo. Lo echaremos mucho de menos. Nuestros pensamientos están con su familia'.

El jugador salió a explorar una zona rocosa de la playa,cuando resbaló y cayó al agua. Sus amigos intentaron rescatarlo, pero las fuertes corrientes marinas lo impidieron.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse